Tegucigalpa.- Estados Unidos donó este jueves medio centenar de respiradores a Honduras para ayudar a combatir la emergencia por la pandemia del coronavirus, que ha dejado en esta nación centroamericana 417 fallecidos y más de 14.500 infectados.

El equipo, valorado en 945.000 dólares, fue entregado por la encargada de Negocios de Estados Unidos en Honduras, Colleen Hoey, a autoridades de la Secretaría de Salud, que los distribuirá en hospitales públicos del país, indicó la Presidencia hondureña.

“Una vez más, mi país está hombro a hombro con Honduras, en esta ocasión, para enfrentar la pandemia de la COVID-19. Este donativo de ventiladores mecánicos salvará la vida de pacientes hondureños”, subrayó la diplomática estadounidense al entregar la donación.

Los respiradores son de última generación, compactos y portátiles, destacó la oficina de prensa de la Presidencia hondureña, en Tegucigalpa.

El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, agradeció la donación de los ventiladores mecánicos realizada por el Gobierno estadounidense a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

“Gracias al Gobierno de Estados Unidos por la donación de ventiladores mecánicos para atender pacientes #Covid19 que llegan a los centros asistenciales en condiciones graves, con dificultad para respirar”, indicó Rosales, quien además es comisionado presidencial para la pandemia de la COVID-19.

Destacó además que el equipo es de “enorme ayuda en estos momentos de demanda en los hospitales” públicos de Honduras, que en su mayoría están desbordados y con el personal agotado, sobre todo en las regiones más afectadas como Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes.

Los respiradores serán distribuidos en los hospitales Leonardo Martínez, en San Pedro Sula, y Hospital Escuela y María, en la capital hondureña.

También te podría interesar:   Perú reanudará vuelos con Chile, Colombia, Brasil, México, Ecuador y Panamá

El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió en abril que enviaría respiradores a Honduras luego de hablar con su homólogo hondureño, Juan Orlando Hernández, quien permanece ingresado en un hospital militar mientras se somete a los tratamientos para superar la COVID-19.

Hernández, de 50 años, anunció el 16 de junio que él y su esposa, Ana García, contrajeron la COVID-19, por lo que un día después fue ingresado al Hospital Militar, desde donde atiende sus deberes vía teletrabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.