Guatemala.- El muralista guatemalteco Kevin Pérez rindió un homenaje a los médicos y personal de salud que se han convertido en “verdaderos héroes” en la lucha contra la pandemia, que ha dejado 582 personas fallecidas y 14.540 contagios desde que el 13 de marzo se hiciera oficial el primer caso.

Bajo el seudónimo Tepeu, que además de su segundo apellido significa Dios del cielo en q’iche’, Pérez pintó el rostro de un médico con una mascarilla blanca que en medio tiene un quetzal, el ave nacional guatemalteca, en una pared situada a unos pasos del cementerio de La Verbena, destinado por el Gobierno para los fallecidos por COVID-19 en la capital.

Según dice Pérez, cuando recibió una llamada para consultarle si le interesaba pintar una pared de una clínica municipal, no lo dudó dos veces. Realizó el boceto y fue aprobado por la alcaldía auxiliar que tiene a cargo la zona 7, en el oeste del mapa de la ciudad.

“Traté de ver qué podría pintar y decidí pintar al médico y algo más nacional como la representación del quetzal”, comentó a la Agencia Efe y agregó que se trata de “un tipo de homenaje para los médicos” debido “al contexto por la pandemia en Guatemala”.

El mural, de 30 metros de largo por dos de alto, ha llamado la atención de vecinos del lugar y de los transeúntes, automovilistas, personal de transporte e incluso de las propias familias que llegan a la reja principal de acceso al cementerio La Verbena a despedir a sus seres queridos víctimas de coronavirus, desde la calle sin poder ingresar por protocolo.

La cifra más alta de muertes por COVID-19 en un solo día en Guatemala se había registrado el 19 de junio cuando las autoridades reportaron 34 decesos en 24 horas, pero este martes, en la última actualización de casos del Ministerio de Salud, se registraron 35.

El martes también fue el peor día con relación a los contagios, pues se reportaron 771 con apenas 1.090 pruebas realizadas, por lo que el 70 % de los hisopados dio positivo.

El ascenso de las muertes por coronavirus en Guatemala, que se encuentra en su pico según las autoridades, empezó el 3 de junio, cuando se reportaron 20 decesos en un día, cifra muy superior al promedio de mayo, que rondó los cuatro fallecimientos diarios y que además nunca superó la barrera de 12 muertes en 24 horas.

Al menos doce funcionarios han fallecido a causa de la enfermedad, incluidos diez miembros del personal del sistema sanitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.