Asunción- Paraguay registró este sábado 26 nuevos casos de COVID-19 en 24 horas, de los que 22 son de contacto y cuatro de circulación autóctona, y cerró en 1.362 la cifra total de contagios desde la detección el primer positivo, el 7 de marzo.

Los casos activos suman 558, los de recuperados 791, nueve enfermos están hospitalizados, uno de ellos en terapia intensiva, mientras que el número de muertes se mantiene en 13, según el reporte diario del Ministerio de Salud.

Todo ello dentro de la Fase 3 de la denominada cuarentena inteligente, que este lunes entrará en su segunda semana en medio de una actividad económica prácticamente normalizada salvo aquella que genera aglomeración masiva de personas.

Los cuatro contagios comunitarios de la fecha y los tres del viernes confirman la preocupación de las autoridades, ya que se localizan en urbes muy pobladas o de carreteras de alto tráfico como J. Eulogio Estigarribia.

Esta localidad, situada a 234 kilómetros de Asunción, en el eje vial que parte de la capital y conduce a Ciudad del Este, segunda del país, ha registrado alrededor de una veintena de casos positivos en los últimos días.

Hasta hace un par de semanas, la pandemia estaba controlada en albergues instalados en Ciudad del Este, en la frontera con Brasil, ante el regreso masivo de emigrados paraguayos al vecino país tras la caída del empleo en el segundo país del mundo más afectado.

Otra ciudad de carretera, San Roque González, a 95 kilómetros de Asunción, en el trayecto a Encarnación, tercera ciudad del país, en la frontera con Argentina, retornó la pasada semana a la fase cero tras una proliferación de casos.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, advirtió este viernes del viraje que se registra en las últimas semanas entre los positivos de los albergues y los de circulación autóctona, lo que se traduce en riesgos de dispersión y de regresión social.

“Tenemos varios casos sin nexo y me ha tocado ver relajación en varios lugares, comportamientos ejemplares en alguna zona y en otras casi temerarios”, señaló el ministro al tiempo de instar que este domingo, Día del Padre, la gente se mantenga en casa.

Las autoridades sanitarias también instaron a no acudir este domingo a los cementerios ante la tradición de visitar a difuntos en días especiales, mientras que la Municipalidad de Asunción aclaró que los necrópolis capitalinos solo serán abiertos por inhumaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí