Bruselas.- La aerolínea alemana Lufthansa estudia la posibilidad de declarar en quiebra o deshacerse de su filial belga Brussels Airlines a causa de la difícil situación económica causada por la pandemia de coronavirus, informó este viernes el diario «La Libre Belgique».

Según ese diario, cuya información recoge la agencia Belga, las direcciones de la empresa matriz y su filial abordarán la situación de la aerolínea belga hoy.

El Gobierno belga y Lufthansa negocian desde hace semanas una ayuda en forma esencialmente de prestamos por valor de unos 300 millones de euros.

El portavoz del grupo alemán, Andreas Bartels, ha asegurado por su parte que «no hay ningún plan para vender Brussels Airlines» y que espera «encontrar un acuerdo con el Gobierno belga».

En cambio, «La Libre Belgique» afirmó, tras contrastar diversas fuentes, que si no hay ningún acuerdo social entre la dirección de Brussels Airlines y los sindicatos, Lufthansa permitirá que su filial belga se declare en quiebra.

Por el momento no se vislumbra todavía un acuerdo social, especialmente por parte de los pilotos, que consideran que ciertas propuestas de gestión son «intragables».

La compañía belga planea recortar casi 1.000 de los 4.000 empleos que tiene en total.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí