Estambul.- El uso de mascarillas es obligatorio desde este jueves al salir a la calle en las tres mayores ciudades turcas, Estambul, Ankara y Bursa, según anunciaron las autoridades regionales de estas urbes, que juntas superan los 23 millones de habitantes.

Turquía se encuentra en fase de normalización, con menos de 20 muertes diarias por la epidemia Covid-19, desde hace diez días, y con gran parte de la vida laboral y social ya restablecida.

Sin embargo, el temor a un nuevo rebrote ha llevado a las autoridades de varias provincias a imponer el uso obligatorio de la mascarilla incluso en los espacios abiertos.

Hasta ahora, la precaución de usar mascarilla era obligatoria al entrar en edificios, transporte público o cualquier otro espacio cerrado, pero se podía dejar boca y nariz libre al caminar por la calle.

Con Estambul, Ankara y la ciudad industrial de Bursa, en el oeste del país, adoptando esta medida, ya son 45 las capitales de provincia turcas que obligan a llevar mascarilla en cualquier circunstancia, si bien no se han adherido a la medida otras grandes urbes como Esmirna o Antalya.

Tras un primer momento de escasez, ahora las mascarillas de factura simple se distribuyen gratis en transportes públicos y otros puntos urbanos y se pueden solicitar también vía internet.

La multa por vulnerar normas de prevención sanitaria en épocas de pandemia se han fijado estos meses en los 3.150 liras turcas, equivalentes a unos 400 euros, una suma superior al salario mínimo interprofesional.

El ministro de Salud turco, Fahrettin Koca, alertó ayer contra un repunte de los casos, comparando las cifras de contagios detectados a diario en los últimos tres días con la media de la semana pasada y el mes entero.

También te podría interesar:   Incautan 9 toneladas de cocaína en Colombia, Panamá y República Dominicana

Según sus datos, en Ankara y Bursa se ha observado un aumento de los contagios cercano al 40 % respecto a la media mensual, mientras que en Estambul hay un ligero descenso.

Con 4.861 víctimas desde que se declaró la pandemia a mediados de marzo, Turquía ha sufrido un impacto comparativamente menor, un éxito que los expertos atribuyen a las medidas de prevención, el reducido número de geriátricos en el país y a que en ningún momento llegaron a colapsarse las unidades de cuidados intensivos de los hospitales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.