Managua,- La Unidad Nacional Azul y Blanco de Nicaragua solicitó a la comunidad internacional que “presione” al presidente Daniel Ortega para que aplique medidas de alivio económico a las familias más necesitadas, ante la pandemia del nuevo coronavirus, informó este lunes una fuente del movimiento opositor.

En cartas firmadas por más de 3.000 nicaragüenses, la Unidad Nacional expuso la necesidad de medidas paliativas económicas y sanitarias para enfrentar la pandemia, ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), y la Unión Europea (EU).

“Les expusimos dos mensajes claves, actualizarlos sobre la situación de la COVID-19 en Nicaragua, y dando evidencia de lo que no ha hecho el Gobierno para contener el virus, y lo que ha hecho, para exponer a la población”, dijo a Efe el miembro del Consejo Político de la Unidad, Guillermo Incer.

El movimiento opositor destacó que en Nicaragua, tras Haití, el segundo país más pobre de Latinoamérica y que vive su tercer año de recesión económica, el Gobierno se niega a establecer medidas de protección o de apoyo a los sectores menos favorecidos, como la suspensión del pago de servicios públicos, para que las familias utilicen el dinero en compras de alimentos y medicina.

También resaltó que hay más de un millar de muertos a causa de la COVID-19, con base en las estadísticas del independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, que reporta 1.289, y no sobre la cifra oficial, establecida en 55.

“Recurrimos nuevamente a los organismos internacionales porque nunca va a ser suficiente visibilizar la ausencia de diligencia del Estado, porque hay una narrativa del Gobierno, de que se están haciendo cosas”, explicó Incer.

Actualmente el Gobierno de Nicaragua, a través de los medios de comunicación oficialistas, basa su información diaria en la recuperación de pacientes con COVID-19, y actualiza sus datos sobre la pandemia una vez por semana.

Los disidentes esperan que sus cartas logren una “presión internacional, para que el Gobierno adopte medidas de prevención y alivio económico, que si eventualmente (Ortega) solicita préstamos internacionales, que sean condicionados a la transparencia, que sean para medidas de contención de la pandemia y que rinda cuentas, porque la experiencia indica que usa el dinero en otras cosas”.

A pesar de que el Gobierno de Nicaragua compara su estrategia sanitaria con la que venía practicando Suecia hasta hace pocas semanas, la misma ha sido criticada por no establecer restricciones, admitir pocas medidas de prevención social, y promover aglomeraciones.

Algunos organismos internacionales ya han expresado su preocupación por el caso de Nicaragua en reiteradas ocasiones, entre estos la OEA, la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.