Londres,- Tras casi tres meses cerrados, los comercios de productos no esenciales reabrieron este lunes en Inglaterra, como parte del proceso de desescalada iniciado por el Gobierno de Boris Johson, que afronta ahora las demandas del sector hostelero para que aclare cómo será su vuelta a la actividad.

Desde primeras horas de la mañana, en ciudades como Londres y Birmingham se formaron largas filas a las puertas de populares tiendas de moda como Primark y Nike. En esta última, ubicada en la famosa vía comercial Oxford Street de la capital británica, hubo incluso un pequeño alboroto con decenas de clientes que se saltaron las normas de distanciamiento.

Para poder operar desde hoy en Inglaterra (en Irlanda del Norte abrieron la semana pasada, y Escocia y Gales todavía no han fijado fechas), este tipo de comercios han tenido que introducir estrictas medidas de seguridad, como la limitación del aforo, la implantación de pantallas de separación, la señalización de las distancias mediante marcas en el suelo o el cierre de probadores.

En las últimas 24 horas, el Reino Unido ha registrado 38 nuevas muertes por COVID-19, lo que eleva el total de fallecimientos hasta los 41.736, y ha contabilizado 1.056 nuevos casos (296.857 en total).

LA HOSTELERÍA PIDE UNA HOJA DE RUTA

El sindicato UKHospitality, que representa a la mayoría de empresas del sector hostelero, pidió hoy que el Gobierno de Johnson proporcione claridad acerca de cuándo y cómo podrán volver a abrir bares, hoteles y restaurantes, ya que el Ejecutivo apuntó al 4 de julio como posible fecha, pero no ha confirmado que vaya a ser así.

También te podría interesar:   Gobierno anuncia habilitación 500 camas para pacientes con COVID-19

Además de estos locales, las peluquerías y los salones de belleza también han demandado conocer la documentación que prepara el Ejecutivo y que servirá de guía para conocer los protocolos de actuación y el material con el que necesitan contar para preparar su retorno.

“El tema que más nos preocupa en este momento es la hostelería, los peluqueros y esteticistas, que reabrirán en dos semanas y media o tres y que, sin embargo, no tienen ninguna pauta de lo que van a necesitar para poder establecer sus negocios y reabrir como lo están haciendo los comercios minoristas”, dijo la diputada laborista Lucy Powell.

LA DISTANCIA DE SEGURIDAD A DEBATE

Comerciantes y hosteleros piden al Ejecutivo que reduzca a menos de dos metros la distancia de separación entre personas, ya que argumentan que hace inviable la actividad de muchos negocios que deben de operar al 30 % de su capacidad.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es guardar al menos un metro de separación, distancia que se aplica en China, Francia y Dinamarca, aunque de momento el Reino Unido mantiene, como España, los dos metros, ya que su tasa de infección se sitúa entre 0,7 y 0,9.

La directora ejecutiva de UKHospitality, Kate Nicholls, ha afirmado que no modificar esta medida podría provocar la pérdida de un millón de puestos de trabajo y llevar a “una cuarta parte de las pequeñas empresas hosteleras a no poder ni siquiera abrir”.

“Si abren a un metro (de distancia) con protecciones adicionales para asegurarse de que el personal y los clientes estén seguros, entonces pueden alcanzar entre el 60 % y el 70 % de sus ingresos normales, lo que les coloca en un punto de equilibrio”, indicó.

También te podría interesar:   El Reino Unido excluye a Huawei del desarrollo de su red 5G

Nicholls precisó que es posible que un tercio de las empresas del sector -que emplea a 2,3 millones de personas- no pueda volver a la normalidad como resultado de los meses de confinamiento.

El gabinete de Johnson se ha comprometido a revisar esta restricción ante las advertencias de parte de la comunidad científica, que indica que acortar la distancia puede propiciar la propagación del virus.

Michael Tildesley, doctor en Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Warwick, ha señalado que reducir el distanciamiento de dos metros a uno “dará como resultado un aumento del riesgo”.

“La evidencia aún no está clara, pero depende del estudio, podría ser desde aproximadamente el doble de riesgo, hasta 10 veces más de riesgo (de contraer la COVID-19)”, indicó el experto.

LA DECISIÓN, “EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS”

Un portavoz del despacho oficial de Downing Street afirmó que el Ejecutivo revisará la medida y dará a conocer su posicionamiento “en las próximas semanas”.

“Se analizará la evidencia en torno a la transmisión del virus en diferentes entornos, tasas de incidencia y comparaciones internacionales”, dijo este fuente, que precisó que la decisión “se basará en el asesoramiento de expertos científicos y médicos, así como de economistas y documentos del Sage (organismo científico que aconseja al Gobierno en la gestión de la pandemia).

La hostelería sufre, además, las consecuencias de la bajada del turismo y de la imposición de una cuarentena de 14 días que deben cumplir todos los viajeros que lleguen al Reino Unido, lo que ha llevado al grupo hispano-británico de aviación IAG, la aerolínea británica easyJet y la irlandesa Ryanair a iniciar procedimientos legales para pedir la revocación de esta medida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.