Roma,- Los responsables de las instituciones europeas que intervinieron en los “Estados Generales de la economía”, convocados por Italia para analizar como salir de la crisis que ha provocado la pandemia, recordaron la necesidad de realizar en este momento ambiciosas reformas.

El Gobierno italiano organizó en el palacete de Villa Doria Pamphilj, una de las sedes de representación, esta cumbre en la que participarán los agentes sociales, los representantes de las regiones y también economistas y figuras institucionales, con la intención de diseñar un plan para sacar al país de la crisis económica derivada del coronavirus.

Una cita a puerta cerrada y que durará varios días y a la que estaban invitados los partidos de la oposición, pero que decidieron no participar al considerar la iniciativa solo una “pasarela”.

En la jornada de hoy tocó a las instituciones europeas, que participaron por videoconferencia y comenzó el presidente del Parlamento Europeo (PE), el italiano David Sasoli, quien aseguró que en estos meses en la UE “se ha provocado un cambio histórico en unas pocas semanas y no detectarlo sería un error político” y que aunque “es cierto que todavía hay cuestiones por aclarar, negociaciones por completar y también habrá fuertes contrastes. Pero ha tenido lugar un punto de inflexión”.

Ante las ayudas europeas que llegarán para hacer frente a la crisis, Sasoli llamó a los gobiernos “a una mayor responsabilidad para demostrar sus habilidades de programación”

“Este es el momento adecuado para reafirmar un papel público renovado en la política económica e industrial. No se trata de recuperar modelos del pasado, sino de afirmar una función de defender a los programas nacionales más débiles y alinearlos con los objetivos europeos”, señaló.

Sobre este plan de recuperación de la Unión Europea, bautizado como “Next Generation”, Sasoli recordó que “endeudaremos a las generaciones futuras” y, por ello, “debemos sentirnos responsables de pagarlas en prosperidad y desarrollo”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, valoró que Italia “abrió el camino para otros Estados miembros” a la hora de afrontar la pandemia y también ha tomado “medidas audaces para asegurar empleos, proteger empresas y limitar el daño a la economía italiana” y que “después de la profunda caída en los últimos meses, la actividad económica se está recuperando gradualmente”.

Para la presidenta de la CE, es además “el momento de abordar las divergencias y disparidades entre las diferentes partes de Europa: no dejar atrás ningún país ni región”.

Von der Leyen también hizo hincapié en la necesidad de “desbloquear recursos públicos y privados masivos para invertir en tecnologías digitales, infraestructura e innovación”

“Y a medida que invertimos para dar forma a la economía del futuro, también debemos trabajar en reformas ambiciosas, para garantizar que nuestras inversiones satisfagan las necesidades y expectativas de los ciudadanos”, instó,

En su intervención por videoconferencia, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, explicó que la tarea ahora debe ser “evitar un aumento persistente en el ahorro privado de precaución y en su lugar dirigir dicho ahorro hacia la inversión necesaria, es proporcionarles respuestas creíbles”.

Pero agregó que “la experiencia histórica sugiere que los cambios económicos importantes como el que estamos atravesando hoy requieren la acción del gobierno para fomentar el cambio y facilitar la transición a la nueva normalidad”.

Ante ello, exhortó a “fomentar la innovación al proporcionar el marco adecuado para alentar la experimentación y la toma de riesgos en sectores nuevos y en crecimiento, y para apoyar la transición a nuevos empleos para las personas que trabajan en sectores con problemas”.

“Paralelamente, deben asegurarse de que existen las condiciones para dirigir la inversión hacia las tecnologías y sectores del futuro”, añadió.

Agregó que la propuesta del fondo de recuperación de la Comisión es claramente un elemento clave para cumplir estos objetivo, pero que este deberá estar acompañado “con reformas estructurales concebidas e implementadas a nivel nacional”.

Como conclusión animó a los gobiernos “a no dejar que esta crisis se desperdicie”.

Abrió la sesión el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, que expuso el programa de su Gobierno para salir de la crisis gracias a los fondos que llegarán del plan europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.