Medellín (Colombia),- Medellín tomó la delantera en Colombia en la lucha contra la COVID-19 y da pasos firmes en la reactivación económica con la apertura de centros comerciales, la presentación de un plan piloto para abrir restaurantes y el inicio de «la etapa de responsabilidad ciudadana».

La segunda ciudad de Colombia es hoy ejemplo por sus resultados para mitigar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 con el uso de tecnología, lo que permitió a distintos sectores retornar lo más rápido posible a la actividad paralizada por la cuarentena nacional que comenzó el 25 de marzo.

«Hoy Medellín tiene todo abierto, menos restaurantes, hoteles y bares; eso nos pone por delante de la reapertura de cualquier ciudad de Colombia», expresó este martes el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, durante la presentación de la campaña «Yo Cuido a Medellín».

Esta urbe, catalogada como la ciudad más innovadora del mundo en 2013, registra 658 casos confirmados de COVID-19 y cuatro fallecidos, números mejores que los de las demás grandes capitales colombianas. Además, 385 personas se han recuperado y tiene solo 269 casos activos.

En toda Colombia hay 40.719 contagios, 1.308 fallecidos y 16.427 recuperados, así como 22.984 casos activos.

Las cifras favorables permitieron a Medellín flexibilizar algunas restricciones y entrar en «la etapa de la responsabilidad ciudadana», en la que destaca la apertura de centros comerciales y la reactivación gradual del comercio en general.

«Ya estamos pasando de la restricción y la parte dura a la cultura ciudadana», afirmó el alcalde sobre el nuevo ciclo tras reactivar actividades como el transporte público, donde las autoridades toman la temperatura a los usuarios e instalaron lavamanos portátiles y señalética sobre distanciamiento físico.

APERTURA COMERCIAL

Por su buen manejo de la pandemia, Medellín fue la primera ciudad del país en comenzar la apertura gradual de los comercios mediante un plan piloto en tres centros comerciales para probar protocolos de bioseguridad para empleados y clientes.

Estos espacios empezaron a funcionar a comienzos de junio con medición de la temperatura, puntos de desinfección y lavado de manos, y bajo la lupa de la plataforma «Medellín Me Cuida», que recopila datos de los ciudadanos para hacer cercos epidemiológicos «muy fuertes».

En los próximos días, según anunció el alcalde, esta ciudad, capital del departamento de Antioquia (noroeste), hará pruebas piloto en otros establecimientos con el propósito de hacer una reapertura general del comercio.

RESTAURANTES ESPERAN SU TURNO

El próximo objetivo es que los restaurantes puedan volver a abrir sus puertas, una estrategia que involucra un riguroso manejo de datos.

Medellín ya desarrolló una plataforma para ese fin y solo falta el aval del Gobierno nacional para empezar a abrir gradualmente el sector gastronómico.

«Es importante que lleguemos a un momento en el que podamos reabrir completamente la economía», apostilló Quintero, quien explicó que el plan contempla empezar a operar con reservas y que los restaurantes reporten «quienes lo visitaron y en qué mesa se sentaron» sus clientes.

«Con esa información se pueden hacer cercos epidemiológicos si llega a haber un contagiado», añadió Quintero sobre ese piloto que busca que la apertura «ocurra cuando sea seguro».

GORDAS DE BOTERO PROTEGIDAS

Como parte de la intensa campaña de protección, este martes fue lanzada la iniciativa «Yo Cuido a Medellín», que busca reforzar prácticas como el uso de mascarillas y apelar a la «cooperación» y «cultura ciudadana» para mantener a raya al coronavirus.

Este proyecto, que involucra 150 intervenciones pedagógicas con más de 280 artistas, comenzó cubriendo con grandes mascarillas las esculturas del pintor y escultor colombiano Fernando Botero ubicadas en el centro de la ciudad para sensibilizar a la población.

«En Medellín hasta las gordas de Botero se pusieron tapabocas», dijo el alcalde.

«Esta ciudad ha sido ejemplo muy grande para toda Colombia y Latinoamérica con sus cifras de contagio y de muertos. Nosotros queremos mucho a nuestra ciudad», dijo a Efe Nelson Vera, un relojero que observaba la intervención artística y sanitaria.

CONTROL DE LOS BROTES

Para mitigar el coronavirus ha sido decisivo el manejo dado en Medellín a los brotes detectados, mediante cercos epidemiológicos. El primero apareció en la Plaza de Mercado Minorista, que fue clausurada catorce días por el contagio de más de 50 personas.

La secretaria de salud de la ciudad, Andrea Uribe, dijo estar convencida de que «el éxito de la cifras en Medellín ha estado vinculado al compromiso de la ciudadanía», y ahora esperan continuar «siendo un ejemplo para Latinoamérica».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí