Barcelona. Después de recibir el alta médica de su lesión en la rodilla derecha, el uruguayo Luis Suárez, tercer máximo goleador de LaLiga Santander pese a haber jugado 17 de las 27 jornadas disputadas hasta la fecha, se postula como un refuerzo de lujo para el Barcelona en el regreso de la competición.

Vuelve el fútbol tras el parón por el coronavirus y lo hace también el mejor aliado, dentro y fuera de los terrenos de juego, del argentino Lionel Messi.

Buenas noticias para Quique Setién, que en el tramo final de temporada contará con el olfato del cuarto máximo artillero de la historia del club, que está a tan solo tres dianas de igualar los registros de Ladislao Kubala.

Con 191 tantos en 270 partidos con el Barça, el internacional ‘charrúa’ tiene a tiro superar a una leyenda azulgrana en las once finales que su equipo disputará entre junio y julio para luchar por la tercera liga consecutiva.

Suárez retomará la competición, parada desde el mes de marzo por la crisis del coronavirus, con el Barça líder, aunque antes del parón el fútbol de los de Quique Setién dejó más dudas que certezas, tanto en las victorias como en las derrotas.

147 días han pasado entre el 12 de enero de 2020, día en el que el Barça anunció que el delantero pasaría por el quirófano para solventar la dolencia en el menisco externo de la rodilla derecha, y el 6 de junio, cuando los servicios médicos del club dieron luz verde a su regreso.

“Me encuentro muy bien, adaptándome a los entrenamientos con los compañeros. El regreso tras una lesión siempre cuesta, porque estás con cierto miedo, pero estoy disfrutando de poder ejercitarme con los compañeros”, explicó recientemente en declaraciones a los medios de comunicación del club.

También te podría interesar:   Hackers chinos y una alerta sobre los americanos enfermos se suman drama al coronavirus

Cerca de cinco meses de recuperación, en los que Suárez ha visto como la pandemia le permitirá jugar once partidos de liga, algo que ni mucho menos estaba previsto cuando pasó por el quirófano.

Segundo máximo goleador de la primera plantilla con las mismas dianas que Antoine Griezmann (14), el Barcelona recupera instinto depredador en el área para desahogar a Lionel Messi, autor de 24 tantos en lo que va de curso.

Antes de caer lesionado, Suárez había anotado 11 goles en 17 partidos de LaLiga Santander esta temporada. La misma cifra que Gerard Moreno, en 25 partidos, Lucas Pérez y Roger Martí, en 26; y tres y ocho tantos menos, respectivamente, que Karim Benzema (14) y Lionel Messi (19).

Y cuando Suárez marca en la competición doméstica el Barcelona no pierde. Su equipo sumó esta temporada los tres puntos en ocho de las diez jornadas en los que el ‘9’ azulgrana vio portería.

El Barça solo cedió dos empates con goles del uruguayo ante la Real Sociedad (2-2) y el Espanyol (2-2). Su último tanto, un remate al primer toque a centro de Jordi Alba, fue precisamente en el derbi barcelonés del pasado 4 de enero.

Desde entonces mucho ha llovido en el club azulgrana: Ernesto Valverde ya no es entrenador del primer equipo, mientras que la pandemia provocada por la COVID-19 ha trastocado los planes de futuro de la entidad.

Una crisis inesperada que, sin embargo, permitirá al Barça recuperar a una de sus estrellas. A sus 33 años, el jugador más veterano del primer equipo azulgrana sigue siendo clave en una plantilla que mantiene la competitividad en LaLiga gracias a la experiencia de viejos rockeros como el uruguayo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.