Santo Domingo.- El presidente del Grupo Puntacana, Frank Rainieri, pidió hoy celeridad y certidumbre en la reapertura del sector turístico en la República Dominicana, alertando de que otros destinos del Caribe llevan la delantera.

En una rueda de prensa telemática, Rainieri pidió al Gobierno que “reconfirme” la fecha en la que se permitirán los vuelos hacia el país, si se pretende reabrir los hoteles a comienzos de julio, y que establezcan “protocolos muy estrictos, pero que se puedan cumplir, que sean viables”.

“Se lo dije al presidente de la República (Danilo Medina) hace dos semanas: yo no quiero presionar, pero que defina si va a abrir o no va abrir, lo que no podemos estar es en el limbo”, dijo Rainieri durante la rueda de prensa celebrada por la Asociación Dominicana de Prensa Turística (Adompretur).

CONFUSIÓN DE FECHAS

Según el ejecutivo, las aerolíneas confirmaron 800 vuelos a Punta Cana para julio, “pero como no se ha dado la seguridad” sobre la fecha de la reapertura de los aeropuertos, se “cayeron 60 vuelos”.

Al anunciar el plan de desescalada, el Gobierno anunció que los hoteles se reabrirían previsiblemente el 5 de julio, pero no aclaró la fecha de la reapertura de fronteras, y condicionó el plan de desescalada a la evolución del ritmo de contagios.

El Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) aclaró este lunes que la reapertura de los aeropuertos está prevista para el 1 de julio.

LA COMPETENCIA DEL CARIBE

Rainieri, empresario que abrió los primeros hoteles en Punta Cana a comienzos de los años 70, alertó de que las cadenas hoteleras presentes en República Dominicana “son las mismas que tienen hoteles en destinos cercanos y que son competencia”.

También te podría interesar:   Notifican 309 nuevos contagios y 13 defunciones por COVID-19

“Las cadenas hoteleras, si ya han dado el banderazo en Cancún o en Jamaica, y aquí no se lo han dado, todo su esfuerzo lo van a poner en dónde, donde le han dado el banderazo primero”, puntualizó.

El directivo alertó de que si la reapertura no se produce “de verdad” el 1 de julio, la industria no se va a recuperar hasta final de año, debido a la competencia de otros destinos y también, a la temporada de huracanes, que va de agosto a noviembre.

“Si somos los últimos en montarnos en el tren, es posible que el tren se haya ido (…) Ya nuestra competencia o ha abierto o ha puesto fecha de apertura, con protocolos muy claros sobre la industria turística”, agregó.

¿UNA GUERRA DE TARIFAS?

Rainieri aseguró que el sector turístico va a presentar una serie de propuestas al Gobierno para relanzar la industria rápidamente, que va a incluir una rebaja de tarifas.

El responsable del Grupo Puntacana dijo que no quiere hablar de “guerra de tarifas”, pero puntualizó que “definitivamente” van a tener que “ajustar” los precios.

“Vamos a tener que ceder los hoteles, los aeropuertos, los transportistas. Todos van a tener que ceder. El Estado también”, opinó.

Entre otras medidas, propuso una campaña de promoción “diferente”, que no sea global, y esté orientada hacia los mercados que pueden reabrir y emitir turistas de aquí a diciembre.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

El ejecutivo, que también es dueño del aeropuerto de Punta Cana, calculó que entre marzo y mayo, este terminal ha dejado de recibir unos 600,000 turistas.

Este déficit supone pérdidas superiores a 700 millones de dólares para el país, señaló, calculando un gasto promedio de 1,200 dólares por turista, según cifras del Banco Central.

También te podría interesar:   Dos detenidos y miles de botellas incautadas de clerén

El daño económico, según subrayó Rainieri, no se circunscribe al sector turístico, puntualizando que el 15 % de la producción de cemento del país “es absorbida por la construcción de hoteles y viviendas” en las zonas turísticas.

El responsable del Grupo Puntacana opinó que la recuperación va a ser “gradual” y “va a tomar un tiempo”, “porque hay mucha gente asustada”.

Aunque insistió en que carece de “una bola de cristal”, Rainieri opinó que se recuperará la normalidad en 2021, en un proceso que se extenderá por lo menos seis meses.

“Será un proceso de seis meses, de poco a poco recuperarnos. Pero hay que comenzar. Cuanto más tarde, peor será para la industria y para el país”, agregó. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí