El vocero de Fuerza del Pueblo en la Cámara de Diputados y secretario de Asuntos Legislativos de esa organización política, Henry Meran, denunció que el gobierno quería que le negaran la extensión del estado de excepción, para acusar a la oposición del aumento de casos de COVID-19 en el país.

“Durante toda la semana funcionarios del gobierno y comunicadores afines a ellos iniciaron toda una campaña de acusar a la oposición de posibles aumentos de casos de COVID-19, llegando a decir algunos, que lo que sucedería en el país sería responsabilidad exclusiva de los principales partidos de oposición”, manifestó.

Dijo que esa campaña estuvo acompañada con una solicitud de 25 días de extensión del estado de excepción, cuando las anteriores extensiones habían sido de 17 y 15 días.

“Era evidente la intensión de que les fuera denegada la solicitud”, reiteró el diputado Merán, quien agregó que “hace una semana, el presidente del Partido Reformista Social Cristiano, Quique Antún, se había sumado a las voces que vienen diciendo que el gobierno tiene un doble registro de estadísticas y de esa forma manejan los datos”.

Reiteró que la intensión era que les negaran la extensión del estado de emergencia, para durante el mes de junio sacar las estadísticas reales y presentar un falso aumento.

Finalmente, Merán aclaró que no se ha producido ninguna expulsión de miembros de esa organización, sino que “por el contrario, cada día se suman dirigentes medios y de base de todas las organizaciones políticas al camino seguro de la Fuerza del Pueblo”.

También te podría interesar:   Nuevo récord diario de contagios de la COVID-19 en Bolivia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí