La Habana.- Otros once nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2 registrados este miércoles en Cuba dejan un total de 1.974 positivos, en un día en el que no se reportaron nuevos fallecidos, informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Los contagios del miércoles suponen un descenso respecto a los 16 de la víspera y mantienen una tendencia estable en la evolución de los casos (entre 6 y 15 desde la semana pasada) tras haber alcanzado el pico en abril, según las autoridades cubanas.

Diez eran contactos de casos confirmados y en uno se desconoce la fuente de infección. Además, nueve son residentes de La Habana (la región con mayor número de contagios) y los dos restantes de las provincias de Artemisa y Ciego de Ávila. Ocho de los nuevos positivos se mostraban asintomáticos cuando se les realizó la prueba.

Los once positivos del miércoles provienen del análisis en la víspera de 1.378 muestras PCR, un número más bajo que el promedio de las últimas semanas. En total se han realizado 98.381 de estos test hasta la fecha, complementados con pruebas rápidas procedentes en su mayoría de China, de los que se han empleado más de 111.000 kits, según cifras oficiales.

El número diario de altas superó al de nuevos casos, ya que se recuperaron otros 15 pacientes. El 87,3 % de los contagiados ya han superado la enfermedad.

Al no reportarse fallecidos hoy, el número de decesos provocados por la enfermedad COVID-19 en Cuba se mantiene en 82.

Dos pacientes permanecen en estado grave, mientras 164 evolucionan sin complicaciones. Otros dos fueron evacuados en las pasadas semanas a sus países de origen.

También te podría interesar:   Trump dará su gran discurso electoral en Florida y no en Carolina del Norte

Por otro lado, 467 personas se encuentran ingresadas en centros sanitarios al considerarse sujetos de riesgo y otras 1.627 permanecen bajo vigilancia clínico-epidemiológica en atención primaria.

Cuba se mantiene en fase pre-epidémica con transmisión autóctona limitada del coronavirus SARS-CoV-2, por lo que se aplican medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras salvo casos excepcionales y la clausura de escuelas y los mayores centros comerciales.

El uso de la mascarilla es obligatorio en espacios públicos y, aunque no hay confinamiento forzado, se ha pedido a los ciudadanos no salir de casa excepto para actividades imprescindibles como ir al mercado o hacer trámites.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí