Redacción Internacional-Miami.- El estado de la Florida se acerca a los 50 mil casos confirmados de COVID-19 tras haber registrado 976 nuevos en las últimas 24 horas y más de 1.200  pero la reapertura del estado se extiende e incluso algunos se aventurarán a hacer sus primeros viajes en el fin de semana largo.

Los casos de COVID-19 desde el 1 de marzo 49.451 y las muertos son 2.210, con las 44 contabilizadas hoy.

Al mismo tiempo que conoció estas cifras del Departamento de Salud que presentó el nuevo coronavirus sigue causando dolor y muerte en Florida, el supo de nuevos sectores y espacios que van a abrirse en los próximos días como las playas de Miami y Miami-Beach .

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo en una rueda de prensa en la ciudad de Jacksonville que “conforme el estado vuelve a reactivarse”, las residencias de ancianos y las cárceles se “han convertido en los focos de contagio del virus

Los casos positivos se encuentran en las residencias, prisiones y comunidades en las que vive la población mucho más cerca, como la de Immokalee, señaló el gobernador, que estuvo acompañado del alcalde de Jacksonville, Lenny Curry.

DeSantis dio luz verde a la apertura de los campamentos de verano y la reanudación de los deportes de equipo para que “los niños tengan un verano relativamente normal”, aunque dijo que serían las organizaciones, los gobiernos locales y los padres los que tomarán la decisión final al respecto.

No podemos vivir en una cuarentena perpetua y tenemos que dejar a los niños ser niños de cara al verano y para reabrir la economía”, señaló el alcalde Curry.

El gobernador también repasó la situación de los parques temáticos, que suponen una de las fuentes de empleo principales para muchos, tras el anuncio de Universal Studio de que plantea una reapertura para principios de junio.

El parque temático Legoland anunció este viernes que reabrirá al público el 1 de junio al 50% de su capacidad y con medidas especiales para prevenir contagios.

El condado de Miami-Dade anunció que planea proceder a la apertura de las playas y hoteles el próximo 1 de junio, tras una reunión que se produjo este viernes entre el alcalde Carlos Giménez y los administradores locales.

Tanto la ciudad de Miami como Miami Beach entraron este lunes en la fase 1 de la reapertura, que comenzó en la mayor parte de Florida el 4 de mayo, pero no será hasta el miércoles de la semana que viene cuando se vuelvan a los restaurantes de cara al público.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) continúa recomendando que la población evite “cualquier viaje no esencial” de cara a controlar la expansión del virus.

En Florida este será el primer fin de semana en el que todo el estado estará en la fase 1 para la recuperación económica.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí