Guatemala.- Una maquila textil ubicada a las afueras del sur de Ciudad de Guatemala registró un brote de contagios de coronavirus de más de 20 personas y otras 35 pendientes de conocer sus resultados, de acuerdo a información divulgada este lunes por la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Debido al probable brote de contagios, el ombudsman, Jordán Rodas, recomendó al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social “poner en cuarentena a más de 900 trabajadores de la fábrica textil”, ubicada en el municipio metropolitano de San Miguel Petapa, a unos 15 kilómetros del centro de la capital guatemalteca.

La Procuraduría divulgó en sus redes sociales una carta del centro de salud de San Miguel Petapa, dirigida al Área de Salud de Guatemala Sur, de la cartera sanitaria del Gobierno, con el fin de notificar la serie de contagios y evaluaciones clínicas a personas en la fábrica la semana pasada.

En la carta, el centro de salud daba a conocer a las autoridades sanitarias que el 12 de mayo seis personas dieron positivo a la prueba de SARS-CoV-2 en la fábrica KP Textil, por lo que los siguientes dos días se organizó un grupo médico y de enfermería para evaluar a 208 personas, aunque solo realizaron 32 hisopados.

De esas pruebas enviadas a laboratorio, “hay 18 positivos”, decía el informe del centro de salud, a los que se sumaban los seis primeros casos; además de “66 personas sospechosas”.

El centro de salud registró en la carta que los dueños de la maquila habían prestado “poca colaboración para llevar a cabo las acciones del personal de salud en relación a la evaluación de los pacientes”, debido a que “la falta de tiempo repercute en la producción”, según argumentaban.

Además, el equipo médico se encontró con que los propios dueños de la maquila habían “clasificado desde el ingreso a las personas que ellos consideraban sintomáticos o sospechosos para ser evaluados y el resto de personas fueron enviadas de vuelta a casa”, por lo que el personal de salud no consiguió observar a los trabajadores en su quehacer cotidiano.

El alcalde de San Miguel Petapa, Mynor Morales, pronunció este lunes en una entrevista radiofónica que le preocupaba la situación, pues “los dueños de la maquila no quisieron prestar la colaboración correspondiente para hacer los hisopados a diferentes personas”.

Debido a la generación del brote viral, Morales declaró el municipio “en emergencia”, con el fin de poder “tomar las medidas correspondientes y contener la propagación del virus”.

Guatemala alcanzó este domingo un total de 1.912 casos positivos de COVID-19, de los cuales 35 han fallecido, 138 se han recuperado, dos han muerto por causas ajenas a la infección y 1.737 continúan activos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí