Pekín.- La aplicación de videoconferencias Zoom, cuya popularidad ha aumentado por la necesidad de trabajar durante la pandemia de COVID-19, ya no permite que los usuarios individuales en China registren cuentas gratuitas por razones de seguridad.

Según fuentes de la compañía citadas por el rotativo oficial Global Times, desde el pasado 1 de mayo los usuarios chinos solo pueden obtener cuentas de Zoom de pago, y solo si aportan licencias de negocios y cuentas bancarias corporativas.

“Es por razones de seguridad y de cumplimiento”, determinado a ese diario una empresa de la compañía, que no dio más detalles al respecto.

Huawan, distribuidor autorizado de Zoom en China, también confirmó hoy esta información aunque aseguró desconocer los motivos que han empujado a la compañía, con sede en California y se estableció en 2011 por el empresario de origen chino Eric Yuan, a tomar esta decisión.

Las cuentas de pago afectadas antes del 1 de mayo -incluidas las de usuarios individuales- seguirán pudiendo ejercer como anfitriones en conferencias virtuales.

El rotativo cita a unas compañías que tienen cuentas de Zoom en China, Donghan Telecom, que afirma que las restricciones se deben a los requisitos regulatorios.

En China esta aplicación es popular -y más aún en el marco de la pandemia- para clases en línea en universidades importantes como la pequinesa de Tsinghua, y cuenta entre sus clientes con compañías destacadas como el gigante del comercio electrónico Jingdong (JD), la Tecnología Oppo o el Banco Agrícola de China.

En las últimas semanas, Zoom se ha visto envuelto en política después de admitir la parte de los datos de las llamadas pasaban por servidores chinos, incluso cuando las conferencias eran entre usuarios no chinos, algo que la compañía calificó de “error”.

El pasado 4 de mayo, Yuan escribió una entrada en el blog oficial de la empresa en el que aseguraba que ya había subsanado esa situación y defensa que Zoom era una compañía fundada y establecida en Estados Unidos y que él era un ciudadano estadounidense desde 2007 .

La seguridad de la plataforma se vio en entredicho también después de que se diera el fenómeno conocido como ‘Zoombombing’, en el que los usuarios afectados irrumpir en conferencias a las que no habían sido invitados, por lo que la empresa se estableció una sala de espera ”para que el anfitrión diese paso a los participantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí