Lima.- Hacer la compra en los mercados de Lima significa con mucha probabilidad llevarse de “yapa” (de propina) a casa el coronavirus, presente en buena parte de los comerciantes que han hecho de los centros de abasto el principal foco de contagio de la enfermedad en Perú.

Con ese tono coloquial, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, advertía días atrás del riesgo existente en los mercados. Por ello ordenó evaluar y reorganizar de manera urgente 36 instalaciones de este tipo en la capital peruana, y los primeros resultados, devastadores, demuestran que estaba en lo cierto.

Ninguno de los mercados inspeccionados hasta ahora se salva.

Todos tienen en sus puestos de venta a portadores del virus SARS-CoV-2 y en algunos casos en una proporción y concentración alarmante, como en el Mercado Mayorista de Frutas de Lima, donde el 80 % de los comerciantes dio el miércoles positivo para el COVID-19.

De los 198 vendedores a los que se les practicó la prueba, 157 estaban contagiados, lo que supone un récord de concentración del virus, muy por encima del 13,5 % de positivos registrados a nivel nacional.

ALTA DENSIDAD DE CONTAGIADOS

Los preocupantes números de ese mercado confirman al distrito de La Victoria a la cabeza del promedio por habitantes de casos del COVID-19 en Lima, donde se concentran casi 50.000 contagiados, el 65 % de los más de 76.000 a nivel nacional.

Al mismo tiempo que se evaluaba el Mercado de Frutas también se hizo lo propio en dos mercados de Lima: Micaela Bastidas y El Ermitaño.

En el primero, ubicado en sur de la ciudad y con unos 5.000 visitantes diarios, se practicaron 100 pruebas, de las que 61 salieron positivas; y en el segundo, situado en el norte, se tomaron 140 pruebas, con un resultado de 59 positivas (42 %).

También te podría interesar:   Italia registró 1.869 contagios y 17 fallecidos con coronavirus en 24 horas

Este jueves fue el turno del Mercado Rojo del Callao, la ciudad portuaria aledaña a Lima, donde de las primeros 50 comerciantes evaluados, 21 tenían el virus de manera asintomática, y también en Plaza Villa Sur, con un resultado del 52 % de positivos de un total de 224 muestras.

Estos porcentajes de positivos son incluso superiores a los primeros exámenes, hechos en el mercado de Caquetá, del centro de Lima, donde 164 de 842 dieron positivo (19 %) y en el mercado San Felipe, del distrito de Surquillo, en el que 261 de los 631 vendedores estaban contagiados (40 %).

AL MENOS 17 MERCADOS CLAUSURADOS

En Comas, uno de los distritos más grandes de Lima, fue clausurado este jueves el mercado San Pedro de Unicachi, el tercero que se cierra en este distrito del norte de la capital peruana por no cumplir con el protocolo de seguridad dictado por el Gobierno.

“Los puestos y las áreas comunes están ocupados de mercadería y vitrinas que impide el distanciamiento suficiente entre las personas. Tampoco se cumplía al ingreso con el lavado de manos, desinfección y toma de temperaturas”, explicó al canal ATV la gerente de Fiscalización de la Municipalidad de Comas, Mery Soto.

Para reabrirlo, el mercado tendrá que cumplir con reducir su aforo a un tercio de lo habitual y subsanar todas las observaciones que motivaron la clausura, lo que no se espera que pueda antes de una semana.

El viernes le toca pasar examen al Mercado Mayorista de Unicachi, el principal y más grande del norte de Lima, donde se espera que unos 600 comerciantes se sometan a las pruebas rápidas.

También te podría interesar:   Una decena de personas acuden a manifestación contra nuevos impuestos

A nivel nacional ya se han cerrado 17 mercados en operativos que inicialmente estuvieron encabezados por el ministro de Agricultura y Riego, Jorge Montenegro, quien la pasada semana dio positivo para el COVID-19 y se convirtió en el primer miembro del Gobierno peruano en contagiarse del coronavirus.

PUNTOS DE PRIMERA NECESIDAD

Mientras se recupera, el ministro de Defensa, Walter Martos, ha asumido la supervisión de las evaluaciones a los mercados, ya que su ministerio tiene bajo su gestión un programa para hacer seguimiento a los casos asintomáticos que no requieren hospitalización, para evitar que contagien a más personas.

Los mercados son puntos de primera necesidad durante la cuarentena obligatoria que se sigue en Perú desde el 16 de marzo y que se mantendrá por los menos hasta el 23 de mayo, pero los toques de queda, que en algunas ciudades comenzaban a las 16.00 hora local, limitaban el horario de apertura y causaban aglomeraciones.

También provocó grandes acumulaciones en los mercados la polémica medida temporal que segregó a hombres y mujeres en días alternos para las compras, lo que derivó en concentraciones en los días habilitados para las mujeres.

Además de los mercados, las colas de los bancos y el transporte urbano son también focos de contagios que han llevado a que Perú registre hasta el momento 76.306 casos de COVID-19 desde que el 6 de marzo se detectó el primer casos, con 2.169 fallecidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.