Roma,- La región de Lombardía, en el norte de Italia, ha impuesto medir la temperatura a todos los empleados que reanuden su actividad antes de acceder a su centro de trabajo, como medida de precaución ante la pandemia del coronavirus.

Su presidente, Attilio Fontana, aprobó hoy una ordenanza que endurece en la región, la más afectada por esta emergencia, los protocolos de seguridad nacionales para los empleados y señala que estas medidas serán válidas del 18 al 31 de mayo.

“El objetivo es garantizar la protección de la salud en todos los lugares de trabajo de Lombardía”, explica una nota.

El personal deberá someterse a controles de temperatura corporal antes de ingresar en el lugar de trabajo y, si esta es superior a 37,5 grados, no se permitirá su acceso o permanencia. Lo mismo ocurrirá con los clientes en caso de que sean negocios que atiendan al público.

Si el trabajador experimenta síntomas como tos o resfriado, propias de la COVID-19, tendrá que ser aislado y esperar a recibir indicaciones sobre sus siguientes pasos, pero no podrá en ningún momento acudir al servicio médico.

Todos los trabajadores deberán descargarse una aplicación y completar diariamente un cuestionario sobre coronavirus para descartar que están contagiados.

Italia ha registrado 31.106 fallecidos con coronavirus y 222.104 contagios totales desde que se inició la emergencia en el país el 21 de febrero.

También te podría interesar:   Abinader reitera llamado a la unidad nacional para combatir el coronavirus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.