San Salvador.- El Salvador recibió este lunes un vuelo desde Panamá con un grupo de salvadoreños que estaban varados a raíz del cierre de fronteras por la pandemia de COVID-19, informó la Cancillería del país centroamericano.

Este grupo, cuya cifra no fue detallada, forma parte de los 2.800 salvadoreños que la Cancillería pretende repatriar en las próximas 14 semanas tras un fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que ordenó crear dicho plan.

El secretario jurídico de la Presidencia, Conan Castro, explico el domingo que, siguiendo la resolución de la Sala de lo Constitucional, “los primeros compatriotas que regresarán al país serán embarazadas, adultos mayores, niños y personas con alguna enfermedad crónica”.

De acuerdo con las cifras oficiales, que en un inicio hablaron de unos 4.500 personas varadas en el extranjero, 1.200 son de “extrema vulnerabilidad” y se encuentran en unos 80 países.

Se espera que estas personas lleguen en uno o dos vuelos semanales, según explicó la canciller Alexandra Hill en una conferencia de prensa.

“Sé que para ustedes ha sido tremendamente duro estar fuera de casa, pero es un proceso que nunca nos imaginamos que lo íbamos a vivir”, dijo Hill a los repatriados a su llegada al aeropuerto internacional San Óscar Arnulfo Romero, que permanece cerrado para vuelos comerciales.

La funcionaria les explicó a estas personas que, tras registrar su ingreso en Migración, entrarán a un “proceso de cuarentena corto” de 15 días y el Gobierno ha buscado que sea en “las mejores condiciones”.

DOS CIFRAS DE SALVADOREÑOS CONTAGIADOS EN EL EXTERIOR

De cuerdo con la canciller, en el extranjero se encuentran 558 salvadoreños contagiados con el coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad del COVID-19).

Detalló que la mayoría de estas personas se encuentran en Estados Unidos (354 casos), Italia (140), España (40), Canadá (3) y Costa Rica (10), mientras que el restó están en Bélgica (5), Países Bajos (2), Nicaragua (1), Australia (1), Panamá (1) y Rusia (1).

No obstante, un comunicado de la misma Cancillería del 10 de mayo da cuenta de 734 salvadoreños afectados y que “las representaciones están dando seguimiento sobre su estado de salud, así como el respaldo pertinente para que sean atendidos por los centros hospitalarios”.

Por otra parte, la cifra de salvadoreños fallecidos a causa del COVID-19 en el extranjero es de 161.

DEPORTADOS SE FUGAN DE CUARENTENA

Las autoridades de seguridad salvadoreñas informaron esta lunes de que 15 personas deportadas que se encontraban en un centro de cuarentena se fugaron y al menos 10 fueron detenidas.

El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza, señaló que estas personas serán llevadas ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que enfrenten un proceso por el delito de desobediencia.

Publicaciones de medios locales apuntan a que estas personas se encontraban en el Gimnasio Nacional en San Salvador y tenían más de 40 días de confinamiento, más de los 30 días establecidos por el Ministerio de Salud.

Según el ministro de Salud, Francisco Alabí, estas personas “ponen en cero su cronograma de cuarentena y tienen que volver a pasar todo el proceso”.

El Salvador registró este lunes su decimoctava muerte a causa del COVID-19, con lo que el porcentaje de letalidad representa el 1,87 % de los casos, mientras que la cifra de contagios se acerca al millar, con 958 confirmados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí