Santo Domingo,(EFE).- El exministro de Obras Públicas dominicano Víctor Díaz Rúa y el empresario Ángel Rondón salieron hoy de la cárcel donde guardaban prisión preventiva por su presunta implicación en el caso de los 92 millones de dólares en sobornos que admitió pagó en el país la constructora brasileña Odebrecht.

El viernes pasado el juez de la Instrucción de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega, dispuso la libertad condicional de ambos prevenidos, los únicos que aún permanecían presos del grupo de 14 acusados de supuestamente participar de la red mafiosa con la que Odebrecht logró agenciarse millonarias contratas estatales.

Ortega dispuso que Rondón, señalado por el Ministerio Público como el alegado distribuidor de los sobornos en el país, obtuviera su libertad a cambio de una garantía de 70 millones de pesos (1,4 millones de dólares), mientras que Díaz Rúa pagaría 50 millones de pesos (1,04 millones de dólares).

El juez también les colocó impedimento de salida del país y presentación cada mes por ante el Ministerio Público.

Fue el propio magistrado Ortega quien, en junio pasado, impuso a Rondón 1 año de prisión cautelar y nueve meses a Díaz Rúa.

En esta oportunidad el juez aceptó las garantías que presentaron los acusados sobre los lazos que les unen al país, además de que dirigentes políticos y empresarios acudieron ante el tribunal para constituirse en garantes de los dos acusados.

La revocación de la prisión preventiva contra Díaz Rúa y Rondón fue calificada el viernes como “funesta” por el procurador general de Justicia dominicano, Jean Alain Rodríguez, al afirmar que la medida pone de manifiesto la “inequidad con la que algunos jueces aplican las leyes”.

Un día después, la organización no gubernamental Participación Ciudadana aseguró que la excarcelación a cambio de la multa, la presentación periódica y el impedimento de salida del país suponen, que “la lucha contra la corrupción en el país solo son letras muertas, discursos vacíos para engañar a la ciudadanía”, ya que “las leyes se acatan y no se cumplen”.

Este lunes un grupo de activistas del movimiento Marcha Verde, que surgió en el país a raíz del escándalo de sobornos de Odebrecht, se apostó frente a la torre de apartamentos donde residen Díaz Rúa y Rondón, para protestar por su puesta en libertad.

Los manifestantes portaban pancartas con leyendas como “Cueva de ladrones” y “Dónde están los ladrones”.

Díaz Rúa fue ministro de Obras Públicas durante gran parte de los Gobiernos del expresidente Leonel Fernández (2004-2008 y 2008-2012), y al momento de su arresto era el secretario de finanzas del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Rondón, por su parte, es un empresario con inversiones en la industria, el turismo y la ganadería, y ha revelado públicamente que los recursos que le entregó Odebrecht fueron como pago por sus trabajos para la empresa brasileña. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí