Buenos Aires,.- Más de 640 fábricas de Argentina que tenían suspendida su actividad desde hace más de 50 días, cuando comenzó la cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19 en su país, volverán a producir en los próximos días, anunció este domingo el Gobierno argentino.

Entre las ramas industriales que retomarán su actividad se encuentran la automotriz y de autopartes, fabricación de motos y neumáticos, electrodomésticos, textil, calzado e indumentaria; además de sectores como la metalúrgica, tabaco, gráfica, de la madera, juguetes, farmacéutica, química y petroquímica.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció el viernes la extensión del aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo pero con una reapertura gradual de la actividad a partir de mañana lunes en todo el país, excepto en la ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana, principales focos de los contagios.

Argentina ha registrado hasta el momento 6.034 casos de COVID-19, entre los cuales hubo 305 fallecidos.

La paralización que afectó a la industria que no pertenecía a los rubros esenciales durante la cuarentena fue tal que, por ejemplo, la producción de la industria automotriz se derrumbó a cero durante el mes de abril, ya que no pudo fabricar ni un solo vehículo.

La pandemia tuvo un fuerte impacto en el país sudamericano, ya que agravó la recesión que arrastra desde hace ya dos años, con altos niveles de inflación y más de un tercio de la población en la pobreza.

Las fábricas que retomen la actividad deberán cumplir con una serie de protocolos, que incluyen el traslado del personal sin uso del transporte público, el control de síntomas de COVID-19, estrictas medidas de distanciamiento interpersonal, provisión de material preventivo y un plan de acción ante la aparición de casos sospechosos.

Las autoridades de Argentina aprobaron la reapertura de más de 640 industrias en todo el país, muchas de ellas en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

Según precisó el Gobierno, más de 550 de las fábricas autorizadas en esta primera etapa son pequeñas y medianas empresas de menos de 150 trabajadores y casi la mitad no supera los 10 empleados.

Entre las compañías que reanudarán la actividad se encuentran las automotrices Toyota, Volkswagen y Scania, la autopartista Mahle; las textiles Puma Sport Argentina, Ricoltex y Alpargatas; y varias metalúrgicas y empresas de electrónica y electrodomésticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí