Miami.- El COVID-19 y sus restricciones no han podido con los desarrolladores inmobiliarios de Orlando decididos a que la ola de inversión latinoamericana en propiedades en la ciudad no cese. Algunos ofrecen ahora financiación y la posibilidad de cerrar la operación sin que el comprador deba moverse de su país.

En 2019, el 55 % de todos los compradores internacionales de propiedades inmobiliarias en Orlando, la ciudad del centro de Florida famosa por sus parques temáticos y otros lugares de ocio, provinieron de América Latina, según la Florida Realtors Association, que agrupa a los agentes inmobiliarios del estado.

Esos inversores de América Latina buscan propiedades como los condominios aptos para alquileres de corto plazo que generan flujo de caja gracias a la demanda creada por los turistas que llegan todos los años a la ciudad más visitada de América del Norte.

Los compradores latinoamericanos de 2019 provenían principalmente de Brasil, Venezuela, Colombia, México, República Dominicana y Argentina, de acuerdo con la misma fuente.

Para este año se esperaba que la tendencia continuará o incluso creciera, pero estalló la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y las posibilidades de obtener préstamos y de viajar a Orlando desde América Latina se evaporaron.

EL CASO DE UN MEXICANO

Ese fue el caso del mexicano César Cantú de la Paz, que venía pensando en comprar una propiedad en Estados Unidos para poder rentar y asegurarse un ingreso mensual en dólares.

La inversión lo ayudaría a proteger su patrimonio de la devaluación del peso mexicano y a acrecentar su capital.

En enero, mientras visitaba los parques temáticos de Disney World, hoy cerrados por la pandemia, encontró la propiedad perfecta: un condominio vacacional estratégicamente ubicado a 10 minutos del Magic Kingdom y con una garantía de retorno del 10 % por dos años.

También te podría interesar:   Abinader dice que el puerto de Barahona se usará para impulsar el turismo

Tan pronto pudo, dio un depósito y solicitó un préstamo financiero en EE.UU. para pagar la propiedad con un precio de 364.900 dólares.

En marzo, cuando la pandemia del coronavirus se desató en EE.UU. el prestamista cerró sus puertas y viajar a Orlando ya no era posible, por lo que el mexicano pensó que hasta ahí habían llegados su planes.

“Sin el préstamo, no había forma de cerrar la compra”, dice en unas declaraciones enviadas a Efe por la agencia de comunicación Top of Mind.

Unos días más tarde, recibió una llamada del desarrollador de The Grove Resort & Water Park, el condominio de lujo que él había escogido y le ofreció financiar la compra y “cerrar la transacción en forma virtual ya que no se podía viajar”.

“Fue exactamente lo que necesitábamos para poder comprar esta propiedad”, subrayó el ya propietario.

EL COVID-19 CAMBIA EL NEGOCIO INMOBILIARIO

Algunos desarrolladores en las últimas semanas están tomando ese tipo de medidas drásticas, dice Isabel Collins, dueña de Welcome Homes Realty Group, con oficinas en Orlando y Miami, quien nunca hasta ahora había visto que compradores internacionales pudieran “cerrar una compra sin poner un pie en EE.UU.”.

“La pandemia ha traído mucha innovación al mercado de bienes raíces”, agrega.

En una carrera contra el tiempo para asegurarse que estos inversores cierren su contratos, el que no innova pierde, señala Consuelo Vilar, directora de ventas en México para The Grove.

“Esta solución es buena para el comprador, el desarrollador y los agentes como yo que vivimos de las ventas con clientes de América Latina. Gracias a estas soluciones, yo pude cerrar cinco ventas en abril con compradores de México y Ecuador”, señala.

También te podría interesar:   China detecta 18 nuevos casos de coronavirus, todos importados

Melissa McGlinchey, gerente de sucursal de Florida International Funding en Orlando, explica que no todos los desarrolladores tienen la flexibilidad de ofrecer financiamiento al comprador.

Sin embargo, dado que las hipotecas para compradores internacionales son casi inexistentes actualmente, aquellos desarrolladores que sí pueden hacerlo están cerrando más ventas.

Por lo general, los desarrolladores están financiando entre el 50 y el 55 % del precio de compra. El inversor solo paga interés por un periodo de tiempo según lo que se negocie, dijo McGlinchey.

Usualmente, el comprador es aprobado para la hipoteca en una semana y el préstamo se cierra en menos de 30 días.

ORLANDO AÚN ASEQUIBLE

Si bien la pandemia ha causado una baja de transacciones, inversores como Cantú de la Paz dicen que invertir ahora en Orlando es el mejor momento, dijo Vilar.

“Ellos temen que sus monedas se siga devaluando y llegue a un punto donde los precios en Orlando, los cuales aún son bajos comparados a otros mercados como Miami, ya les sean inalcanzables. Sobre todo buscan oportunidades de inversión con retornos garantizado por que les da paz mental, especialmente durante la pandemia”, agregó

Las economías en América Latina han crecido a un promedio solo un 0,7 % anual en los últimos seis años y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe prevé una contracción en la región a causa del COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.