Redacción internacional.-Funcionarios de gobierno en Pakistán afirman que un conductor murió y un trabajador de la campaña de polio resultó herido en un ataque a tiros en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

Nadie se ha hecho responsable del tiroteo pero extremistas islamistas han llevado a cabo ataques similares en el pasado.

El último incidente surgió días antes de que se inicie una nueva campaña de vacunación el lunes.

Los militantes se oponen a la vacunación de polio. Argumentan que ésta esteriliza a los niños y que los gobierno de EE.UU. usa las campañas para espiar a los insurgentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí