Sídney (Australia),.- El Gobierno de Australia anunció este viernes que permitirá la reapertura de pequeñas cafeterías y restaurantes en la primera de las tres etapas establecidas en el plan para la reanudación económica paralizada por la pandemia de COVID-19.

Las nuevas infecciones diarias han descendido notablemente. El jueves se anunciaron 22 casos, por lo que el Gobierno pretende dar el paso para retomar la normalidad.

“La primera etapa nos permitirá una mayor conexión con la familia y nuestros amigos. Verá el retorno de los niños a las clases y los parques de juegos en sus comunidades”, dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, al anunciar la hoja de ruta desde Camberra.

Las cafeterías contarán en la primera etapa con un aforo limitado y normas de distanciamiento físico, mientras que también se permitirán las reuniones de hasta diez personas o la visita de cinco invitados en un hogar, además de actividades recreativas como el golf o la natación en piscinas.

“Habrá riesgos, retos, brotes, más casos y retrocesos. No todo saldrá como se ha previsto”, dijo Morrison, al recalcar que “no se tiene expectativas de que la primera etapa comience inmediatamente” a menos que sea decisión de cada estado o territorio australiano.

Las autoridades sanitarias han contabilizado en el país casi 6.900 personas infectadas con la COVID-19, de las cuales 97 fallecieron, con especial incidencia en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria.

Cada estado y territorio australiano ha avanzando en su lucha contra el nuevo coronavirus a diferentes velocidades, por lo que las medidas de restricción se han aplicado y se relajarán de maneras distintas.

El primero en dar un paso al frente será el Territorio de la Capital Australiana, que incluye a Camberra, que permitirá a partir de la medianoche la reunión de hasta diez personas, aunque no estableció aun una fecha para la reapertura de cafeterías y restaurantes.

Australia del Sur permitirá a partir del lunes que estos locales sirvan comidas al aire libre, así como los viajes recreativos, entre otros, mientras el estado de Queensland permitirá la reapertura de cafeterías y restaurantes, además de los pubs, el día 16.

El estado de Victoria, cuya capital es Melbourne y cuyo gobierno laborista no quiere apresurar el desconfinamiento, anunciará la relajación de sus medidas a partir del lunes; mientras que el gobierno de Nueva Gales del Sur, que abarca a Sídney, indicó en un comunicado que “no habrá más cambios” en las restricciones esta semana.

El avance hacia la segunda y la tercera fase, cuando se permitirán reuniones de hasta 100 personas y la reapertura de otros negocios como salones de belleza y gimnasios, dependerá de los avances que se logren.

La economía de Australia, que llevaba casi 30 años de crecimiento sostenido, también ha sufrido un golpe importante a raíz de la pandemia, por lo que el Ejecutivo ha aprobado varios planes multimillonarios de ayudas a empresas y trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí