Nueva York,- El estado de Nueva York registró este miércoles un ligero repunte de fallecidos por COVID-19 y sigue viendo un descenso en los nuevos casos, pero la mayoría de hospitalizados en los últimos tres días habían estado en casa, lo que subraya la importancia de la “protección” y el “comportamiento personal”, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

En su actualización diaria, Cuomo informó de 232 fallecidos en las últimas 24 horas, dos más que ayer martes, cuando ya hubo otro ligero repunte respecto al día anterior, y además advirtió de que la “realidad puede ser peor” porque “no estamos documentando completamente las muertes en casa que pueden ser atribuibles” al coronavirus.

Dijo que las nuevas hospitalizaciones siguen bajando pero ha habido 600 nuevos casos en el último día, por lo que está centrando los esfuerzos en averiguar “de dónde vienen”, si están cerradas las escuelas y los negocios de todo el estado y si la gente se está quedando en casa y tomando precauciones para cubrirse la cara y llevar guantes.

De acuerdo con datos tomados en los últimos tres días por un centenar de hospitales sobre un millar de pacientes, un 66 % de las nuevas hospitalizaciones relacionadas con el COVID-19 fueron de personas que habían permanecido en sus casas, reveló el gobernador, dato que consideró “chocante”, seguidas por un 18 % que estaban en residencias de ancianos.

La mayoría de esos nuevos casos registrados en la encuesta estaban situados en Manhattan (57 %) y eran “desproporcionadamente (59 %) mayores”, con más de 51 años, prácticamente la mitad de ellos afroamericanos o latinos (45 %) y el 96 % con patologías previas.

También te podría interesar:   Brasil: 84.000 muertos y los 2,28 millones de infectados por COVID-19

“Pensamos que quizás habían tomado el transporte público, y hemos tomado especiales precauciones en el transporte, pero no, esta gente estaba literalmente en casa (…) ¿Estaban trabajando? No, estaban retirados o desempleados, solo trabajaban el 17 %”, agregó.

El gobernador insistió en que los datos “refuerzan” el mensaje de que “buena parte de esto depende de lo que haces para protegerte”, como usar una mascarilla, gel hidroalcohólico o distanciarse de “gente joven que hace visitas”. “Con esta información, todo se reduce al comportamiento personal”, sentenció.

INVESTIGAN “PUNTOS CALIENTES”

El gobernador señaló también que se están investigando “puntos calientes” en los que se infecta mucha gente y en concreto se refirió a un negocio de agricultura con invernaderos situado en el norte del estado en el que, como ha ocurrido en algunas plantas procesadoras de carne afectadas por el COVID-19 en el país, hay mucha “densidad de trabajadores en reuniones grandes”.

En ese sentido, declaró la importancia de “tener en cuenta” esos lugares en el “ejercicio de reapertura” y dijo que las autoridades siguen trabajando con los Gobiernos locales para analizar qué negocios presentan menos riesgos, algo para lo que Nueva York, gran foco de la pandemia en el estado, ha creado varios grupos de asesores, según anunció hoy el alcalde Bill de Blasio.

De Blasio esta mañana informó de un ligero repunte en las hospitalizaciones y en los ingresos en cuidados intensivos en la ciudad, a la vez que enfatizó la “moderación” a la hora de reabrir la economía y reiteró sus críticas al Gobierno federal por no proporcionar más ayuda financiera al estado, que ha incurrido en fuertes gastos y tiene un agujero de ingresos.

También te podría interesar:   La pandemia sin control convierte a Colombia en nuevo foco en América Latina

“Si nos vemos amenazados por potenciales recortes desde el nivel estatal porque al estado se le agota el dinero, tendremos que hacer cosas dolorosas. Todas las opciones están en la mesa. La manera de evitarlo es que el Gobierno federal rescate a las ciudades y estados de todo el país, que están sufriendo”, avisó el alcalde, que no obstante espera “resolver el problema en Washington”.

Estados Unidos alcanzó el martes la cifra de 1.203.502 casos confirmados de COVID-19 y la de 71.022 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo con el balance del martes, las cifras han bajado en los últimos días, pero el estado de Nueva York sigue siendo el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos con 321.192 casos confirmados y 25.073 fallecidos. Solo en la ciudad de Nueva York han muerto 19.107 personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.