Santo Domingo.- El alcalde de Baní, Santo Ramírez, reveló que solicitará una auditoría a la Cámara de Cuentas sobre la gestión de su antecesor en el cargo, Nelson Landestoy ‘Chacho’, al asegurar que ha encontrado un desequilibrio más de 31 millones de pesos en las finanzas del ayuntamiento.

Ramírez afirmó, a través de una nota de prensa, que la Alcaldía de Baní presenta un déficit de 5 millones de pesos de sueldos y salario; 17 millones de pesos a proveedores; 266,000 pesos de pensiones; 4 millones de pesos por retenciones y acumulaciones y otros.

Asimismo, que en cuanto al renglón de pequeñas obras, el presupuesto municipal arroja un desbalance de casi 5 millones de pesos.

También aseguró que de 13 camiones compactadores para la recogida de basura solo encontró 5 en operación; “los demás estaban dañados”.

El presunto desequilibrio de las finanzas de la Alcaldía de Baní es de 31,799,115 pesos, afirmó Ramírez.

El alcalde banilejo, del PRM, tomó las riendas del ayuntamiento el 24 de abril pasado, luego de los 18 años que permaneció en el cargo Chacho Landestoy, del PRD.

Denunció, además, que su administración presuntamente encontró un consumo de diesel de 3,000 galones a la semana, y que luego de asumir como alcalde lo ha reducido a 1,700 galones.

“En cuanto a la gasolina, el consumo semanal era de 300 galones, y nosotros lo hemos reducido a 120 galones a la semana”, afirmó.

Ramírez dijo que la gestión de Landestoy gastó en el primer cuatrimestre 546,000 pesos en el renglón de comidas y bebidas.

Reveló en los “próximos días” ofrecerá datos sobre la situación financiera de la empresa productora de sal Salinas de Puerto Hermoso, propiedad del Ayuntamiento de Bani.

También te podría interesar:   África: Estado Islámico libera a 900 presos en el Congo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.