Nueva York.- Líderes sindicales cargaron este miércoles contra Amazon tras la muerte por COVID-19 de un empleado en Nueva York, acusando a la empresa de no hacer lo suficiente para proteger de la enfermedad a su plantilla, que ya ha protagonizado protestas al respecto.

El fallecido, cuya identidad no ha sido revelada, trabajaba en un centro de la compañía en el distrito neoyorquino de Staten Island, donde ya en marzo algunos trabajadores habían denunciado condiciones sanitarias supuestamente peligrosas.

“El fallecimiento de un trabajador de Staten Island en Amazon ayer debido a COVID-19 debería ser una llamada de atención para el gigante tecnológico. Demasiados trabajadores todavía sienten que, en medio de esta aterradora pandemia, Amazon no está haciendo lo suficiente para protegerlos a ellos y a sus comunidades”, señaló en un comunicado Christy Hoffman, secretaria general del sindicato UNI Global Union.

Según Hoffman, “cuando los trabajadores están dispuestos a arriesgar sus trabajos e ir a la huelga porque están en peligro, la gerencia debe escuchar sus preocupaciones”.

“Desafortunadamente, en lugar de recompensar el trabajo duro y a menudo peligroso de los empleados de almacén, Amazon ha despedido a aquellos que exigen que la empresa se tome en serio su salud y respete los protocolos establecidos para mantenernos a todos a salvo”, denunció.

El gigante tecnológico ha sido acusado de despedir a varios empleados desde el inicio de la pandemia por expresar públicamente su descontento con las medidas adoptadas, siendo uno de los más destacados Chris Smalls, que perdió su trabajo tras organizar una huelga en el almacén de Staten Island.

En un comunicado conjunto, varios líderes sindicales y comunitarios denunciaron que la muerte de un trabajador de Amazon en Nueva York es el “predecible resultado” del “temerario” intento de la empresa de Jeff Bezos para “sacar provecho de la pandemia a cualquier precio”.

La muerte, la primera conocida en el gran almacén neoyorquino de Amazon, requiere medidas por parte de las autoridades, según defendieron en la nota responsables del sindicato IBT Joint Council 16 y de las organizaciones comunitarias New York Communities for Change, Make the Road y ALIGN.

“Esta corporación no va a actuar para protegernos. Es hora de que el Gobierno escuche las demandas de los trabajadores y actúe”, subrayaron.

Esta semana, el vicepresidente del Servicio de Computación en Nube Amazon Web Services (AWS), Tim Bray, anunció su renuncia en rechazo al despido reciente de empleados que han criticado públicamente a la empresa.

Coincidiendo con el Primero de Mayo, empleados de Amazon y otras empresas de entregas a domicilio de EE.UU. protagonizaron un parón temporal de la actividad precisamente para protestar por las medidas de seguridad ante el COVID-19 y pedir mayor protección.

Amazon ha visto un incremento sin precedentes de su negocio desde que se desató la pandemia de coronavirus y de que Gobiernos de todo el mundo decretaran órdenes de confinamiento y distanciamiento social, lo que ha obligado a cerrar tiendas físicas y ha eliminado gran parte de la competencia de la plataforma digital.

Solo en Estados Unidos, la empresa de Seattle (estado de Washington) ha incorporado ya en las últimas semanas a 100.000 nuevos trabajadores para dar respuesta al incremento de la demanda y ha anunciado la contratación de otros 75.000.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.