Roma,- El impacto del coronavirus en el sector turístico italiano, uno de los principales motores de la economía del país, provoca que más de 40.000 empresas corran el riesgo de quebrar, según un estudio del instituto Demoskopika.

Esto puede suponer una pérdida de 184.000 puestos de trabajo y una contracción de la facturación de al menos 10.000 millones de euros, informa este instituto de investigaciones económicas y sociales.

El estudio muestra que en los tres primeros meses del año han cesado su actividad 7.000 empresas turísticas, lo que supone el peor balance en el sector desde 1995.

Estos datos llegan el mismo día en el que la Comisión Europea ha revisado al alza la previsión de desempleo en la eurozona y ha advertido de que “son especialmente vulnerables” países como Italia, “con una alta proporción de contratos temporales y una gran proporción de trabajadores dependientes del turismo”.

El sector turístico italiano cuenta con 52.164 empresas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (ISTAT) de 2017, año en el que facturó 25.600 millones de euros y empleó a 220.000 personas.

El turismo representa el 6 % del valor agregado de la economía italiana, una economía que según las últimas previsiones de Bruselas caerá este año un 9,5 %.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí