Copenhague.- La aerolínea Scandinavia Airlines Systems (SAS) firmó este martes una línea de crédito rotativa por tres años, garantizada al 90 % por los estados danés y sueco, para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus.

Los gobiernos de Suecia y Dinamarca habían anunciado a mediados de marzo la concesión de garantías de crédito a SAS, repartidas a partes iguales entre ambos países.

“El acuerdo refuerza nuestra posición financiera en un período difícil, con la mayoría de la flota en tierra. Nos centraremos en reducir costes y buscar más apoyo de los gobiernos para asegurar que seguimos siendo el principal proveedor de infraestructura aérea en Escandinavia”, consta en un comunicado.

La principal aerolínea escandinava, que tiene a los estados sueco y danés como sus principales accionistas, continuará su diálogo con el Gobierno noruego para acceder a otra garantía estatal de hasta 1.700 millones de coronas noruegas (150 millones de euros).

SAS despidió la semana pasada a 5.000 empleados, el 40 % de su plantilla, por la paralización de la actividad del sector aéreo debido a las restricciones adoptadas por la pandemia de coronavirus, que solo le permiten operar una red doméstica limitada en Escandinavia.

La aerolínea nórdica, que en el primer trimestre de su año fiscal (noviembre-enero) perdió 861 millones de coronas suecas netas (81 millones de euros), transporta a unos 30 millones de pasajeros anuales y conecta Estocolmo, Copenhague y Oslo con 125 destinos en Europa, Estados Unidos y Asia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí