Buenos Aires.- El Gobierno argentino lanzó este martes un plan para que los ciudadanos que quedaron varados durante la cuarentena en otros puntos del país, lejos de su hogar, puedan regresar a su lugar de residencia para continuar allí con el aislamiento social preventivo obligatorio decretado para prevenir la transmisión del COVID-19.

Numerosas personas quedaron varadas en distintos lugares del país al inicio del aislamiento social obligatorio el pasado 20 de marzo y no todas pudieron acceder a uno de los 20.000 permisos emitidos semanas atrás para regresar a su hogar, por lo que el Gobierno habilitó este nuevo sistema para permitir un retorno ordenado, informó el jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte, Abel De Manuele, en el reporte matutino de la situación sanitaria argentina.

El transporte público de larga distancia se encuentra paralizado en la Argentina en cumplimiento de la cuarentena obligatoria, por lo que no circulan ómnibus, trenes ni despegan vuelos comerciales, y hasta el momento sólo podían realizarse viajes con fines sanitarios autorizados especialmente por las autoridades.

La nueva resolución conjunta de los ministerios de Trabajo y del Interior brinda la posibilidad de que todas las personas que se encuentren realizando el aislamiento fuera de su domicilio puedan requerir el permiso excepcional de retorno a las autoridades de su lugar de residencia habitual, que a su vez lo presentarán al Gobierno nacional, explicó el funcionario.

El certificado para el regreso al domicilio habitual rige para utilizar automóviles particulares y, una vez emitido, tendrá una vigencia de 96 horas para retornar al domicilio de residencia que figure en el documento nacional de identidad, a excepción de que se pueda acreditar que aquel ha variado mediante documentación fehaciente.

“Queremos que sea un retorno ordenado, pausado, en función de las necesidades de las personas que lo tienen que utilizar”, subrayó De Manuele en la conferencia de prensa en Buenos Aires.

Las jurisdicciones autorizarán o desestimarán las solicitudes, en atención a la situación epidemiológica y sanitaria particular que atraviesen por la pandemia de COVID-19, según informaron fuentes de la Jefatura de Gabinete nacional.

Argentina registró hasta el momento 4.887 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 262 fallecieron y otros 1.472 ya recibieron el alta médica.

El Gobierno nacional dispuso un aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 10 de mayo, pero se estima que las restricciones continuarán -aunque con cierta flexibilización- después de esa fecha, principalmente en el área metropolitana de Buenos Aires, donde se detectó el 62 % de los casos del COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí