Tegucigalpa.- Los casos del coronavirus SARS-CoV-2 en Honduras subieron este viernes a 899, al confirmar las autoridades 95 nuevos infectados, mientras las víctimas mortales por dicha enfermedad en el país se mantienen en 75 casos.

Este día se realizaron 216 pruebas, de las cuales 95 resultaron positivas en coronavirus, lo que eleva a 899 el número total de contagios, dijo el portavoz del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), Francis Contreras, en una cadena de radio y televisión.

Del total de los pacientes diagnosticados con la COVID-19, 88 se registran en el departamento de Cortés, en el norte del país, el más afectado, y siete en Francisco Morazán, donde se ubica Tegucigalpa, la capital, añadió.

Contreras indicó que, del total de los infectados, 200 están hospitalizados, 138 de ellos están estables, nueve en condición grave y doce en cuidados intensivos.

Los otros pacientes son “monitoreados” por el personal de la región sanitaria, aseguró el funcionario, quien anunció que hoy se no se reportan nuevas muertes por la enfermedad, por los que los decesos se mantienen en 75.

UNIDAD Y RESPONSABILIDAD PARA FRENAR EXPANSIÓN

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, hizo hoy un llamamiento a “la unidad y responsabilidad” de los hondureños para contener la propagación del coronavirus, enfermedad mortal para que aún no existe una vacuna.

“Estamos viviendo una situación difícil” y es responsabilidad de cada hondureño tomar las medidas de prevención, porque “no existe ninguna vacuna para la COVID-19”, subrayó Hernández en una cadena de radio y televisión, acompañado con varios de sus ministros.

El Gobierno hondureño cuenta con “un amplio lote” de pruebas PCR para diagnosticar el coronavirus SARS-CoV-2, señaló el gobernante, quien dijo que en su país se realizan más de 300 pruebas al día.

Destacó que si las pruebas rápidas no son “confiables pueden ser un grave error”, aunque señaló que hay expertos que dicen que sí lo son y, por lo tanto, hay que buscar las que permitan el tamizaje mayor.

Sin embargo, Hernández pidió “prudencia y conciencia” a la población, y recordó el uso obligatorio de mascarilla, el lavado permanente de manos con agua y jabón, y el distanciamiento social, como medidas preventivas contra la enfermedad.

“Estoy seguro que de la mano de Dios vamos a salir bien librados”, enfatizó el presidente Hernández, quien dijo que cada hondureño debe “seguir trabajando en su parte”, porque “no podemos bajar los brazos, no nos podemos confiar”.

Dijo además que antes de tomar cualquier decisión escuchará la opinión de expertos, ya que el principal objetivo es “cuidar la vida de todos los hondureños, esto está por encima de todo”.

CIERRAN EMPRESA POR CONTAGIO DE 20 EMPLEADOS

Las autoridades sanitarias cerraron hoy una empresa en Tegucigalpa luego de que 20 de sus 132 empleados resultaron positivo por el patógeno causante de la COVID-19 debido al descuido de las medidas de bioseguridad, informó la jefa de Vigilancia de la epidemia, Karla Pavón.

La funcionaria indicó que la empresa, de la que no precisó detalles, “ya está intervenida” para tratar de controlar la expansión del virus, que hasta ahora ha infectado a 20 empleados.

La veintena de contagiados viven en 17 colonias (barrios) de Tegucigalpa y tres municipios de Francisco Morazán, región central del país, que han sido intervenidos por las autoridades sanitarias.

De los 804 casos diagnosticados, diez están en cuidados intensivos, el 25,3 % de ellos sufre de hipertensión y el 24,1 % diabetes, según cifras oficiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí