Panamá,- Panamá sumó 4 muertes más por el COVID-19 que elevan a 192 las defunciones, mientras los contagios confirmados ascienden a 6.720 con 188 nuevos casos, dijeron este viernes las autoridades de salud.

En aislamiento domiciliario con sintomatologías leves están 3.061 personas, de los que 1.127 se encuentran en hospitales que funcionan de forma temporal como hospitales.

Hay 361 pacientes hospitalizados, de los cuales 276 están en sala y 85 en las unidades de cuidados intensivos (UCI) a nivel nacional.

Entre los pacientes que se han recuperado se reportan 622 que han pasado por pruebas de laboratorio, y 2.484 que se han restablecido clínicamente que no tienen síntomas y ya han cumplido con los 14 días de cuarentena, para un total de 3.106 curados.

Se han hecho hasta el momento, desde que se dio el primer caso el 9 de marzo pasado, un total de 31.895 pruebas, 76 % negativas (24.357) y 24 % positivas (7.538), que incluyen segundas muestras para confirmar el contagio.

Las pruebas por millón de habitantes alcanzan las 7.455, con 1.146 efectuadas en las últimas 24 horas.

La directora de Epidemiología del Ministerio de Salud, Lourdes Moreno, explicó que las personas que tienen más da 60 años de edad acumulan la mayor cantidad de defunciones con 148.

El ministro de Seguridad, Juan Pino, destacó las acciones realizadas por la Fuerza Pública para garantizar las medidas de toque de queda y de la cuarentena nacional indefinida que buscan mitigar la propagación del COVID-19, además de otras acciones policiales contra la delincuencia común y el narcotráfico, como el decomiso de 2,7 toneladas de droga.

Pino señaló que durante todo el mes de abril fueron retenidas 18.000 personas que desatendieron las restricciones establecidas que buscan contener la expansión del virus.

El titular de Seguridad indicó que, en coordinación con otras entidades como Migración, el Ministerio de Salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han brindado atención sanitaria y humanitaria a los migrantes irregulares que están en la provincia del Darién.

A estas personas se les ha suministrado alojamiento, alimentos, seguridad, “como muestra de solidaridad y respeto a los derechos humanos”, afirmó Pino.

Medios locales publicaron que 33 de 123 migrantes que están en el centro o estación de recepción en la comunidad de Lajas Blancas en Metetí, Darién, salieron positivos al COVID-19. Los otros 90 resultaron negativos. Son aproximadamente 2.000 migrantes que están varados en Darién, entre Lajas Blancas y la estación de Peñita en Metetí.

Estos migrantes irregulares esperan seguir su rumbo hacia Estados Unidos.

CORTIZO INSTALA MESA PARA REACTIVACIÓN ECONÓMICA POST COVID-19

El presidente del país, Laurentino Cortizo, anunció en un mensaje a la nación la instalación de una mesa o comisión económica laboral, que a partir del próximo lunes se reunirá para analizar las posibles acciones que se tomarán para reactivar la economía una vez que el país empiece a normalizar su actividad con el levantamiento gradual de las restricción impuestas para contener el COVID-19.

En la instalación de la mesa participaron representantes de la empresa privada, de los trabajadores y del Gobierno, así como de la Organización Internacional del Trabajo.

Cortizo dijo que espera que al final de este diálogo de la mesa económica laboral se den resultados positivos para la reactivación de la economía con la normalización gradual del país.

El mandatario indicó que ya se avanza en algunos protocolos para “de manera inteligente empezar a abrir algunos sectores”, a partir “de la próxima semana” como los de compra en línea, ferretería y repuestos.

Panamá se ha fijado bajar la tasa de contagio por persona o RT, que actualmente es de 1,15, para lo cual es vital el cumplimiento por parte de la población de las medidas recomendadas para contener la propagación del virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí