Bruselas.- Bélgica registró un total de 82 muertes por coronavirus durante el pasado viernes, de modo que el país logró por primera vez en varias semanas que el número de fallecimientos por la enfermedad no rebase el centenar en veinticuatro horas.

Según informaron este sábado las autoridades sanitarias belgas, de las 82 muertes por COVID-19 detectadas el 1 de mayo, 33 tuvieron lugar en hospitales y 49 en residencias. En ese último caso, al 80 % de las personas fallecidas se les había realizado un test y el resultado había sido positivo.

Así, el total de muertos por coronavirus asciende en Bélgica a 7.765 personas.

Durante las últimas jornadas, el número de fallecimientos ha caído de manera paulatina en Bélgica, aunque la cifra diaria seguía superando el centenar tanto el jueves (130) como el miércoles (111), martes (170) y lunes (134).

Una semana antes, el viernes 24 de abril, los decesos habían llegado a los 241, si bien no se trataba de un día festivo como el 1 de mayo, circunstancia que podría provocar un retraso en la comunicación y recuento de los fallecimientos.

Las autoridades sanitarias añadieron hoy que durante el viernes se registraron 485 nuevos contagios, con lo que el total llega ya a los 49.517, y 128 hospitalizaciones más.

Sin embargo, el número de pacientes en cuidados intensivos ha caído en sesenta personas durante las últimas 24 horas, hasta las 689.

Con ese escenario, Bélgica se prepara para poner en marcha su desconfinamiento este próximo lunes, cuando reabrirá la industria y las empresas que dan servicios entre profesionales. Las mercerías podrán abrir para que los ciudadanos puedan comprar tela para fabricar mascarillas.

También se irán retomando las consultas médicas suspendidas por la emergencia de la crisis sanitaria y se ampliarán las posibilidades de actividad física en el exterior: dos personas podrán ir juntas respetando la distancia de seguridad o quienes vivan bajo el mismo techo y, además, podrán practicarse deportes que no requieren contacto como el tenis, el atletismo, la pesca, el kayak o el golf.

El teletrabajo -si es posible- seguirá siendo la norma, y los pasajeros mayores de 12 años que utilicen los transportes públicos -cuando no pueda usarse otro modo de movilidad alternativo- deberán llevar mascarilla de tela u otro elemento como pañuelos o bufandas que tapen a la vez nariz y boca.

Las mascarillas deberán llevarse también en el trabajo si la distancia de seguridad no puede garantizarse.

Una nueva etapa comenzará el 11 de mayo, cuando está prevista la reapertura del conjunto del comercio sin discriminación de tamaño o sector -a excepción de la hostelería, que permanecerá cerrada-, si bien se deberá limitar el acceso para evitar que haya demasiada gente en los establecimientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí