Londres.- Más del 60 % de los británicos no se sentirían cómodos acudiendo a bares, restaurantes o grandes eventos una vez que se levanten las actuales medidas de confinamiento para contener la pandemia de la COVID-19, según un sondeo publicado hoy.

La encuesta, hecha por la firma Ipsos Mori, indica que el 67 % de los consultados no querrían ir a eventos deportivos o musicales, ante la inquietud que produce el contagio del virus.

En cuanto al transporte público, bares o restaurantes, el 61 % dijo que se sentirían incómodos al volver a utilizarlos, agrega la firma, que entrevistó a un total de 1.066 personas entre 18 y 75 años, entre el 24 y 27 de abril.

El primer ministro británico, Boris Johnson, comunicó ayer que el Reino Unido ha superado el “pico” de la epidemia de la COVID-19 y que la próxima semana dará a conocer una hoja de ruta para la desescalada del confinamiento, impuesto a finales de marzo.

A pesar de que han descendido tanto las hospitalizaciones como el ratio de transmisión del virus, el Reino Unido registró ayer 674 muertes provocadas por el coronavirus, hasta un total de 26.711, lo que mantiene al país como el segundo más castigado de Europa, por detrás de Italia (27.967 fallecidos).

Según la encuesta, los jóvenes son los que se sienten más relajados a la hora de pensar en salir de casa cuando empiecen a levantarse las restricciones de distanciamiento social.

“La población quiere ver a la familia otra vez en persona y una clara mayoría estaría cómoda con ello. No obstante, hay una clara inquietud de las consecuencias de que termine el confinamiento, señaló el director de la investigación de Impsos Mori, Keiran Pedley.

En particular, agregó, “hay una mayoría de británicos nerviosos de usar el transporte público otra vez o ir a los bares, restaurantes, a conciertos en vivo o eventos deportivos”

“Estos números sugieren que llevará tiempo hasta que una parte de la economía británica vuelva a algún tipo de normalidad, incluso después de que termine el confinamiento”, comentó.

Desde finales de marzo, la población del Reino Unido debe permanecer en sus domicilios y solo salir para hacer compras esenciales, ayudar a personas vulnerables o para practicar ejercicio diario, solos o con las personas con las que residen.

También se ha pedido a la población que trabaje en casa y no utilice el transporte público a menos que sea esencial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí