Lima.- Proyectos para el desarrollo de vacunas, terapias de tratamiento, respiradores artificiales, pruebas y aplicaciones móviles para detectar la enfermedad, son algunas de las iniciativas científicas y tecnológicas que Perú financia para enfrentar la epidemia del COVID-19.

Estas propuestas fueron elegidas en un concurso convocado con carácter urgente por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), que entregará más de 6 millones de soles (1,7 millones de dólares) para su desarrollo.

De un total de 600 iniciativas de innovación que se presentaron, finalmente fueron escogidas 29, cada una de los cuales recibirá una financiación de hasta 350.000 soles (unos 100.000 dólares).

“Estamos muy satisfechos de la respuesta masiva de la comunidad científica peruana a la invitación que hizo el Concytec para que respondan con resultados a los desafíos que nos pone esta pandemia”, declaró a Efe la presidenta del organismo, Fabiola León-Velarde.

SOLUCIONES EFECTIVAS Y RÁPIDAS

Las propuestas elegidas por la convocatoria “Proyectos Especiales:Respuesta al COVID-19” fueron anunciadas por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica (Fondecyt), el brazo ejecutor del Concytec.

El organismo, que busca soluciones efectivas y de rápido desarrollo ante los desafíos sanitarios planteados por la epidemia, recibió entre el 31 de marzo y el 4 de abril último las 600 notas conceptuales, que fueron evaluadas por casi un centenar de especialistas, que seleccionaron 51 para la fase de análisis detallado y, finalmente, eligieron a las 29 de finalistas.

Las propuestas buscan afrontar desde la etapa más temprana de la enfermedad, con el control y prevención del contagio, hasta la más tardía, con ventiladores y respiradores mecánicos.

Aunque la ciencia y la tecnología han recibido históricamente muy poco apoyo en el país, la presidenta del Concytec aseguró que en los últimos años se ha quintuplicado la inversión y también se han formado grupos de investigación con cooperación internacional y redes internacionales “muy importantes”.

“Por eso es que, a pesar del retraso y poca financiación que tenemos, la comunidad científica ha respondido”, destacó.

PROYECTOS GANADORES

Finalmente, se escogieron cuatro proyectos en el área temática de Desarrollo y/o Validación de Sistemas de Detección, mediante pruebas de diagnóstico molecular rápido, efectivo, económico o altamente sensibles al virus SARS-CoV-2.

Otros tres, del área de Tratamiento, abordarán el estudio, la evaluación, el desarrollo y la producción de nuevas terapias y vacunas contra el COVID-19, y cinco más desarrollarán herramientas para la gestión de datos sobre el comportamiento del virus en pacientes, en el área de Telesalud y Salud Móvil.

En Desarrollos Tecnológicos e Innovación se aprobaron doce propuestas, sobre producción de ventiladores, equipos de protección respiratoria, esterilización rápida, laringoscopia, monitores de signos vitales y de riesgo de neumonía, y en Estudios Epidemiológicos y Sociales se seleccionaron cinco, sobre investigación de la transmisión, evolución y control del virus, así como sus efectos en la economía del país.

Estas iniciativas serán desarrolladas por universidades nacionales y particulares, entre ellas la Mayor de San Marcos y la Pontificia Universidad Católica, así como por laboratorios y empresas de investigación y biotecnología, organismos estatales y la Marina de Guerra del Perú.

PRODUCCIÓN NACIONAL PARA EL FUTURO

León-Velarde destacó a Efe que en cada área “hay proyectos importantes”, como el desarrollo de test de detección molecular temprana, que permitirían al país tener “una producción nacional en el futuro”, el estudio de “recursos naturales de la medicina tradicional” peruana y la producción de vacunas contra el COVID-19.

Agregó que, incluso, varias de las propuestas que no llegaron a ser finalistas del concurso han despertado el interés de la cooperación internacional y del sector privado, sobre todo en el área de diagnóstico molecular y accesorios como los respiradores.

Otras iniciativas para desarrollar un sistema digital de reporte de casos tempranos también han despertado interés, por lo que en el Concytec están “muy satisfechos” por poder “evaluar la pandemia de una manera integral y responder a ella, que es lo principal”.

DESARROLLO DE PROYECTOS

Ante la urgencia sanitaria, el Concytec procederá de inmediato a suscribir los contratos y convenios con las entidades elegidas y otorgará los permisos especiales para que los expertos puedan acudir a sus laboratorios, además de hacer las compras en los casos necesarios.

De esa manera, se considera que en un máximo de diez días se debe empezar a trabajar en los proyectos, que deben ser de “alto impacto y corta maduración”, ya que el plazo ideal es comenzar a tener “resultados en un mes”.

El tiempo máximo en las áreas de diagnóstico, accesorios sanitarios y epidemiológicos es de tres meses, y para las de epidemiología y estudios sociales, vacunas y tratamiento, hasta de seis meses, ya que estas “requieren de un mayor tiempo para ser desarrolladas de manera seria, con calidad, seguridad y eficacia”.

León-Velarde reiteró su felicitación a la comunidad científica peruana y llamó a la comunidad internacional a “trabajar más unidos que nunca” en la lucha contra la pandemia, que en Perú ya ha superado los 33.000 casos y se acerca a las 1.000 muertes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí