Moscú.- El primer ministro de Rusia, Mijaíl Mishustin, extendió hoy sin fecha la prohibición de entrada de extranjeros en el país, medida que regirá hasta que concluya la lucha contra el nuevo coronavirus y mejore la situación epidémica.

“Hasta el 30 de abril están vigor las restricciones a la entrada del extranjeros en nuestro país. Hoy he firmado una disposición prorrogando este plazo hasta que termine la batalla contra la infección”, dijo Mishustin en un reunión gubernamental telemática.

Al mismo tiempo, el jefe del Gobierno indicó que la prohibición de entrada en el país será levantada para “determinadas categorías de ciudadanos extranjeros”, como especialistas que dan servicio a equipos y maquinarias importadas.

Esta medida, explicó Mishustin, permitirá reducir el “impacto negativo” de las restricciones en la actividad industrial del país, incluida la de las empresas que fabrican equipos para luchar contra el nuevo coronavirus.

El jefe del Gobierno pidió al Ministerio de Economía, que, de conformidad con las instrucciones del presidente ruso, Vladímir Putin, presente antes del 5 de mayo un nuevo paquete de medidas de asistencia a los ciudadanos y las empresas.

Además, encargó a los ministerios de Economía, Finanzas y Trabajo, así como instituciones gubernamentales, elaborar para el 25 de mayo un “plan nacional de acción” para recuperar el empleo, los ingresos de la población y el crecimiento económico.

Según datos oficiales, a día de hoy en Rusia se han registrado 99.399 casos de la COVID-19 y se han producido 972 fallecimiento por esta enfermedad.

Moscú es el principal foco de infección con poco más de la mitad de los casos diagnosticados y de los decesos, 50.646 y 546, respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí