San Salvador.- El Salvador registró 32 nuevos casos de la COVID-19, la cifra más alta registrada en el país en un solo día, y los contagios llegaron a 377, mientras que los fallecidos sumaron 9, según datos oficiales consultados este miércoles.

De acuerdo con los datos oficiales, esta cifra de nuevos contagios del coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19) representa un incremento del 9,2 %.

El martes se realizaron 1.229 pruebas, con las que se detectaron los nuevos 32 casos, para totalizar 22.593 y los pacientes recuperados llegaron a 106.

La cifras del Ministerio de Salud dan cuenta de 262 casos activos de la COVID-19, de los que 202 se encuentran sin síntomas, 48 pacientes tienen pronóstico médico “estable”, 4 “moderado”, 5 “grave” y 3 “crítico”.

Los municipios del centro del país con mayor población son los que más contagios registran, con la capital San Salvador a la cabeza (42 casos) y le siguen Soyapango (19), Ilopango (14) y Apopa (9).

El Gobierno ha visto afectados sus planes de vigilancia de las medidas de confinamiento para contener la COVID-19 al destinar integrantes de los cuerpos de seguridad a combatir una alza de los homicidios registrada desde el viernes.

Datos de la Fiscalía General de la República (FGR) proporcionados a Efe dan cuenta que entre viernes y lunes se perpetraron 76 homicidios a nivel nacional.

El presidente del país, Nayib Bukele, no ha señalado los motivos de este incremento repentino y atribuye el alza a las pandillas, por lo que ordenó endurecer el régimen de seguridad de las prisiones.

Además de sellada con placas metálicas las celdas de unos 16.000 pandilleros, Bukele avaló a los elementos de la Policía y Ejército a utiliza la “fuerza letal”.

Expertos en derechos humanos consultados por Efe temen que el llamado al uso de la “fuerza letal” contra las pandillas provoque una respuesta violenta de estas bandas y ejecuciones extrajudiciales por parte de los cuerpos de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí