San José.- La imagen del presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, experimentó un fuerte repunte con la atención de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, al triplicar las opiniones favorables en comparación con la medición de noviembre pasado.

La encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la estatal Universidad de Costa Rica (UCR), publicada este miércoles, detalla que las opiniones favorables para Alvarado alcanzan el 65 %, el triple de lo registrado en la medición anterior hecha en noviembre (22 %).

Alvarado cumplirá dos años de mandato, la mitad de su periodo presidencial, el próximo 8 de mayo y llega con la mejor aprobación desde que asumió el cargo.

Por su parte, las opiniones negativas cayeron del 59 % al 20 %.

La opinión positiva hacia el Gobierno también experimentó una incremento fuerte al pasar del 20 % a un 75 %, mientras que las calificaciones negativas bajaron de 60 % al 9 %.

Los costarricenses entrevistados calificaron al coronavirus SARS-CoV-2 como el principal problema del país, seguido por el desempleo y el costo de la vida.

Las medidas preventivas y restrictivas en materia de salud ordenadas por el Gobierno reciben en la encuesta una aprobación del 94 % y las de orden económico un 71 %.

La encuesta se aplicó por llamadas a teléfonos móviles a 1.042 personas entre el 13 y el 22 de abril, y tiene un margen de error del 3 %.

Costa Rica, que detectó su primer caso de la COVID-19 el 6 de marzo, no ha ordenado una cuarentena generalizada, pero sí ha cerrado parcial o totalmente diversas actividades económicas.

Desde mediados de marzo Costa Rica cerró sus fronteras al ingreso de extranjeros, suspendió el curso lectivo y eventos masivos, y además mantiene cerradas las playas, los parques, los parques nacionales, los bares, las discotecas y los casinos.

Además, mantiene vigente una restricción para la circulación de vehículos por franjas horarias y por número de placa.

Los restaurantes, tiendas y otros negocios pequeños pueden operar a un 50 % de su aforo y con estrictas medidas de salud, mientras que los supermercados y las farmacias están abiertos pero con reglas higiénicas y para evitar la aglomeración.

Hasta el momento Costa Rica contabiliza 705 casos de la COVID-19, de los cuales 6 han muerto y 306 ya han sido declarados como recuperados.

La curva de casos activos viene en descenso, por lo que el Gobierno ha comenzado a permitir, con limitaciones, algunas actividades que estaban prohibidas como los gimnasios, centros de entrenamiento deportivo y los salones de belleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí