Los Ángeles (EE.UU.).- Chicano Batman es una de bandas hispanas más destacadas del panorama alternativo en EE.UU. y, ante el lanzamiento de su nuevo disco, “Invisible People”, este grupo angelino aseguró a Efe que “ser cuatro latinos exitosos” en este país es en sí mismo “un arma” y una herramienta “política”.

“Los cuatro que formamos Chicano Batman tenemos experiencias diferentes en EE:UU., pero los cuatro somos latinos y estamos unidos al otro lado de la perspectiva y los juicios de la gente en poder”, reflexionó el bajista Eduardo Arenas.

“Creo que ‘Invisible People’ (gente invisible, en inglés) es una declaración que es útil. Nuestro disco ‘Freedom is Free’ (2017) era más político y le dimos fuerte: anti-Trump, anti-ICE (Servicio de Inmigración y Aduanas). Aquí somos la gente invisible, la gente que siempre que ha estado ahí, que contribuía a la cultura, a la economía, al arte en este país”, añadió.

“Esta gente invisible te acaba de meter un disco buenísimo que te va a gustar. Y si crees que cuatro latinos son capaces de hacerlo, bien; si no, igual aquí estamos y lo vamos a seguir haciendo. Y estamos teniendo éxito en este país. Creo que eso es político: ser cuatro latinos en EE.UU. y tener éxito como banda en el mundo ‘mainstream’ es un arma”, aseguró.

Con más de una década a sus espaldas, primero como una referencia muy querida en Los Ángeles y luego ya como emblema latino de la escena alternativa nacional, Chicano Batman presenta este viernes “Invisible People”.

El momento no ha podido ser más desafortunado puesto que sus planes de conciertos, que incluían el festival de Coachella, han saltado por los aires por el coronavirus.

Pero, de rebote, también les ha dejado alguna buena noticia en el plano personal, ya que Arenas se presentó en la videollamada con Efe con Paraíso, su primer hijo y que nació hace apenas dos semanas.

“Lo bueno es que tenemos tantos momentos juntos. O sea, tenemos todos y cada uno de los momentos juntos”, bromeó.

“Ahorita estaríamos en la gira y supuestamente creo que no vamos a estar de gira hasta el año que viene. Trump quiere abrir las ciudades y los estados, pero es estúpido. Y si él dijera ‘el primero de agosto estamos bien’, nadie va a ir corriendo a un concierto donde están como tres mil personas…”, argumentó.

Lo primero que llama la atención de “Invisible People” es el cambio de sonido respecto al soul nostálgico y la psicodelia melancólica que barnizaban sus trabajos anteriores.

“Cuando empezamos a tocar como banda, la idea era crear unas canciones de soul de principios de los 70. Y fue el tipo de música con que fuimos creciendo”, recordó.

“Ahora, para no volvernos locos, era decir: ‘En verdad, somos mucho más que esto’. Nos hemos quitado los trajes y las pajaritas, hemos introducido sintetizadores y dejado el órgano atrás. Había que pensar diferente porque si hacemos la misma cosa nos vamos a quedar atrás”, apuntó.

Con un álbum más cercano al funk y la electrónica, sorprende, no obstante, que para un disco de Chicano Batman citen a influencias como Kraftwerk, Radiohead, Daft Punk, Queen, Rick James, OutKast, J Dilla o Elvis Crespo.

“La idea era que había que estar un poco incómodos en usar todos estos elementos diferentes, que nunca hemos usado, y ver desde ahí a dónde podíamos volar”, aseguró Arenas.

En cualquier caso, las señas de identidad de Chicano Batman se mantienen: hay reivindicación latina y reflexión política (“Invisible People”), pero también romanticismo y un aliento de esperanza y optimismo (“Blank Slate” y “Color My Life”).

“Al final del día, pensamos como artistas y queremos estar a la ofensiva, no a la defensiva (…). Hemos sido una banda ya por diez años: ese es el milagro más grande. Tenemos demasiadas ideas que explorar de aquí hasta la muerte, y mientras tengamos una plataforma para hacerlo vamos a expresar nuestras ideas de amor, de paz, nuestras locuras, nuestras cosas extrañas”, dijo.

No obstante, Arenas también llamó la atención sobre el estigma de las etiquetas y cómo ser categorizado solo como latino puede ser un lastre.

“Aquí, en EE.UU., la gente te quiere mantener como un artista latino (…). Y hubo un momento en que hablamos con nuestros representantes para decir: ‘Somos una banda de rock’ (…). Eso nos da acceso a festivales más grandes, a abrir para Jack White, Alabama Shakes, Portugal. The Man, Vampire Weekend (…) y no tenemos solo que tocar con otra banda latina como Café Tacvba, Hombres G o El Tri: podemos tocar con quien sea”, dijo.

“Pero eso es por diseño: si seguimos hablando solo de una banda latina, te van a mantener abajo”, defendió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here