Naciones Unidas.- Un grupo de mujeres líderes encabezado por la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, reclamó este lunes a los Gobiernos acciones decididas para responder al impacto social y económico del coronavirus y garantizar protecciones para todos los ciudadanos.

La presidenta de Etiopía, Sahle-Work Zewde; la primera ministra noruega, Erna Solberg; y la de Barbados, Mia Mottley, son algunas de las dirigentes que se han sumado a la iniciativa, en la que también participan las jefas de agencias de Naciones Unidas como Unicef u ONU Mujeres y a la que se espera que se sumen más personalidades en las próximas semanas y meses.

“Las mujeres están en la primera línea de la COVID-19 y sufriendo el impacto de esta crisis humana”, señaló Mohammed, que presentó el proyecto en una conferencia de prensa remota y que defendió que es momento de que las mujeres líderes den un paso al frente y actúe para derrotar a la pandemia y conseguir que el mundo salga reforzado de la crisis.

Las participantes apoyan el llamamiento de Naciones Unidas a un apoyo internacional sin precedentes para asegurar que todos los ciudadanos tengan servicios básicos y protección social, así como un compromiso para construir un mundo mejor como parte de la recuperación.

Para ello, entre otras cosas, piden respaldo para el fondo para respuesta y recuperación del COVID-19 impulsado por la ONU, una herramienta que busca movilizar 1.000 millones de dólares en nueve meses y 2.000 millones durante dos años para ayudar a países más desfavorecidos a superar el golpe de esta crisis.

Hasta ahora, Noruega, Dinamarca y Holanda han anunciado contribuciones a esta fondo por un monto total de unos 36 millones de dólares, según Naciones Unidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí