Santo Domingo.- “El bajo salario de los integrantes de la Policía Nacional supone un factor de riesgo” para la reforma del Cuerpo, por lo que es “imperativo mejorar” sus retribuciones, según las conclusiones del Primer Foro sobre la Reforma Policial desarrollado durante los últimos días en Santo Domingo.

El presidente Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, expuso una síntesis de este encuentro interinstitucional, que se clausura hoy, y señaló que “la dignificación de la función policial”, debe ser uno de los puntos de partida para desarrollar la reforma del Cuerpo.

Esos incrementos salariales “debe hacerse en función de los requerimientos de los puestos” de los miembros de la institución, dijo Castaños en su intervención.

El presidente de Finjus señaló los grandes ejes de la reforma que han sido identificados en este foro, entre los que se encuentra “la adopción de una nueva Ley Orgánica, aspecto prioritario inaplazable, aunque insuficiente por sí solo para lograr una reforma integral.”

Según explicó Castaños, el mayor reto es “integrar adecuadamente las aspiraciones contenidas en la Ley”, lo que requiere, “tanto de voluntad política, como de recursos económicos que respalden los puntos planteados en la norma.”

En segundo lugar, la reforma de la Policía “debe visualizarse en el marco general de un conjunto de políticas de seguridad ciudadana que, a su vez, deben ser coherentes con la estrategia general de desarrollo que contiene las exigencias del Estado social y democrático de derecho”.

La implementación de la reforma requerirá, en tercer lugar, que la policía “desaprenda viejas prácticas, es decir, emprender una transformación cultural en diferentes órdenes que supondrá, desde la revisión de la doctrina policial, hasta la puesta en funcionamiento de nuevos protocolos para la acción policial, acordes con la misión que le asigna el artículo 255 de la Constitución”.

“De estos grande ejes, y a partir de las intervenciones de cada uno de los participantes en el foro, se deriva un conjunto de iniciativas que pueden ser agrupadas en una serie de líneas programáticas”, que comienzan con la dignificación de la función policial, y el incremento de los salarios, apuntó.

Además, Castaños aludió a la necesidad de “generar una mayor y mejor confianza en la ciudadanía, y responder a las necesidades presente y futuras de una sociedad cada vez más exigente y global”.

Este Primer Foro Interinstitucional sobre la Reforma Policial ha sido auspiciado por la propia Finjus, por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), así como por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid).

Durante sus tres días de duración, se analizaron propuestas de representantes de diferentes sectores sobre esta iniciativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí