Buenos Aires.- El Ministerio de Salud de Argentina presentó este lunes su “plan de salud en contexto de encierro”, que afecta a reclusos y trabajadores de centros penitenciarios, tras unas semanas en las que varios presidios del país vivieron motines por la gestión de la pandemia de la COVID-19.

El coordinador de este programa, Guido Sintas, recordó que los internos “solo están privados del derecho a la libertad y no de ningún otro”, como el derecho a la salud, y repasó los principales puntos del protocolo, entre los que se encuentra la creación de una “diplomatura de salud en contexto de encierro”, destinada al personal sanitario.

El funcionario resaltó “el ingreso de todos los programas y direcciones nacionales y provinciales a cada una de las unidades” y la articulación del Ministerio con el sistema de salud para asistir a reclusos que “requieren alguna atención fuera de las unidades penitenciarias”.

FORMACIÓN ESPECIAL PARA RECLUSOS

También formaron a algunos presos para que actúen como “nexos” entre la población privada de libertad y los responsables sanitarios y “así puedan transmitir algunas señales de alarma al equipo de salud de los penales”.

Sintas aseguró que la cartera de Salud “adecuó” todas las recomendaciones del Gobierno nacional a las características de las sobrepobladas cárceles del país, “que prevén qué hacer cuando una persona ingresa a una unidad penitenciaria, qué hacer ante un caso sospechoso y ante uno confirmado y, qué hacer con los contactos”.

“Hicimos un relevamiento muy exhaustivo de la población de riesgo que sabemos que mucha de ella sigue en unidades penitenciarias y no ha accedido a arrestos domiciliarios”, concluyó Sintas.

MOTINES EN VARIOS CENTROS PENITENCIARIOS

El acceso a modalidades de arresto domiciliario fue uno de los reclamos que llevaron a reclusos de varios penales del país a amotinarse en los últimos días, como sucedió el pasado viernes en la cárcel de Villa Devoto, una de las más poblada de la ciudad de Buenos Aires.

Ene esta histórica cárcel, donde conviven unos 1.700 reclusos, decenas de presos rompieron los techos del penal, armados con lanzas precarias y algunos con sofisticadas máscaras antigás, y desplegaron pancartas con mensajes como: “nos negamos a morir en la cárcel”.

Tras toda una jornada de tensión, la situación se calmó en parte luego de la firma de un acuerdo entre las autoridades penitenciarias y líderes de los presos para debatir distintos temas, según el documento mostrado por medios locales, entre los que figuran compensaciones de las penas y posibles conmutaciones.

También que los informes médicos sean realizados por peritos forenses, y el tratamiento de métodos alternativos de cumplimiento de la pena, en especial de los grupos de riesgo y de quienes están cerca de completar su condena.

NUEVOS DATOS DEL MINISTERIO DE SALUD

El Ministerio de Salud presentó hoy su plan de salud en contexto de encierro durante el reporte matutino de datos, en el que informaron que en el país se registraron desde que comenzó la pandemia un total de 3.892 personas que se contagiaron por coronavirus, de las cuales 192 fallecieron.

Respecto a los confirmados, ?900 (23,1 %) son importados, 1.684 (43,3 %) son contactos estrechos de casos confirmados, 829 (21,3 %) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

El 49,8 % son mujeres y el 50,2 % son hombres, mientras que las principales franjas etarias afectadas corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 43 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here