París,- El Gobierno francés no fijará una fecha de apertura de bares y restaurantes antes de finales de mayo y lo hará en función de las condiciones sanitarias, indicó este viernes el ministro de Economía, Bruno Le Maire, tras una reunión con el sector.

El encuentro, que se hizo de forma telemática y en el cual participó el presidente, Emmanuel Macron, además de algunos chef franceses, no logró el objetivo de algunos representantes del sector de fijar enseguida una fecha de apertura.

Macron ya había avisado que el 11 de mayo próximo, cuando se acabe el periodo de confinamiento generalizado en el país, no se abrirán bares y restaurantes.

El Gobierno anunció este martes un periodo de dos semanas suplementarias para evaluar la situación sanitaria tras el confinamiento y fijar entonces una fecha de apertura de estos establecimientos.

El ministro de Economía indicó que usarán ese periodo para establecer las circunstancias de reapertura “en las mejores condiciones” y citó algunas medidas, como una guía de adaptación de los locales a las medidas sanitarias.

Le Maire anunció, al tiempo, un incremento del fondo de ayuda a estos establecimientos que deberán permanecer cerrados tras el 11 de mayo.

Las nuevas ayudas se extenderán a negocios más grandes, de hasta 2 millones de euros de facturación, en lugar de 1 millón aprobado hasta ahora, a empresas de hasta 20 trabajadores, en lugar de 10, y con un máximo de 10.000 millones, el doble de lo establecido por ahora.

También se prolongará para estos establecimientos los dispositivos de paro parcial (ERTE) y se negociará con bancos y aseguradoras un fondo de inversión para permitirles relanzar la actividad en las mejores condiciones.

El chef francés Alain Ducasse, que participó en el encuentro, valoró bien estas medidas y aseguró que son muy superiores a las adoptadas en otros países donde él también tiene restaurantes.

Ducasse aseguró que las medidas de apoyo están destinadas a mantener el empleo pese a que, tras la apertura, los restaurantes se verán obligados a acoger menos clientes para mantener una distancia entre ellos.

El presidente del sindicato de restauradores y hoteleros, Didier Chenet, aseguró a “BFMTV” que propondrán otras medidas, como eliminar los menús y presentarlos en pizarras o de forma oral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here