Madrid, (EFE).- La fiesta del libro en Catalunya, Sant Jordi, invita al ex internacional español y gran figura del FC Barcelona Francisco José ‘Lobo’ Carrasco a rescatar tres libros que le marcaron, unidos a sus vivencias personales con “una figura única” como Diego Maradona, la persona “más honesta y de mayor humanidad” que conoció, Ladislao Kubala, y un líder político que, gracias a un partido de rugby, salvó una nación: Nelson Mandela.

Lobo Carrasco recuerda ‘Las mil y una noches’ como el primer libro que cayó en sus manos. “Tenía solo once años y es un recuerdo fascinante”, rememora en una charla con Efe. “No sé como llegó a mí pero me metía de lleno en un libro que me trasladaba a otro mundo”. Durante su exitosa carrera futbolística leyó con menos asiduidad. “Los futbolistas no son lectores. Cuando me puse a escribir para los medios lo primero que hice fue atiborrarme de libros”. Y de su biblioteca rescata tres recomendaciones especiales, con un trasfondo personal por sus vivencias.

– “Gracias Maradona” de Diego Barceló.

“El libro tiene un punto de enamoramiento con Diego, una figura única. El mundo del fútbol le quiere no sólo por su fútbol, también porque nunca se metió la mano en el bolsillo. Me impactaron cosas. El Diego de antes no era tan directo como el de ahora. En el libro se distingue mucho la parte del Diego persona y la del Maradona futbolista, que cuando se desata es tan grande que lo tapa todo. Como persona su honorabilidad, la lealtad y tantos valores que la gente ahora no imagina en él yo los viví de cerca. Lo malo nunca tapará la legalidad que siempre tuvo pese a su enfermedad. En Barcelona es clave la parte de su lesión, el episodio de la hepatitis en el que se ve que las circunstancias impidieron que tuviéramos un ciclo acorde a su grandeza técnica. Algunos teníamos mucho feeling con él en el Barcelona. El motor de la venganza para irse a Nápoles fue Jorge Cysterszpiler, que lo arruinó. La sociedad que montó tenía unos problemas gravísimos y forzó su salida. Sumado a un episodio en el campo que jamás olvidaré, cuando nos cambiaron a los dos tras infiltrarse para jugar. Lloraba en el vestuario de rabia tras jugar lesionado, forzar y ser silbado. Ese hecho lo relaciona como el punto de inflexión para irse al Nápoles, pero detrás estaba la mano que mece la cuna de Cyterszpiler, que arruinó a Diego y tenía que forzar un traspaso”.

“Hay otros libros más salvajes de Diego, pero ‘Gracias Maradona’ tiene una escritura más reflexiva. Yo saltaba al campo para ser el mejor y en forma sentía que me podía enfrentar a cualquiera. Hasta que vino Diego. Vi que tenía un nivel técnico por encima. Era el último nivel. Ese que han alcanzado muy pocos como Cruyff, Pelé o Messi. El libro relata la secuencia de como pasó la vida de Maradona con opiniones de algunos que tuvimos el privilegio de vivirlo de cerca. Todos destacan el factor de entrega por y para el equipo pese a ser una gran individualidad”.

– “Kubala: ‘Aquel por el que se construyó el Camp Nou'” de Mojmir Stasko.

“Cuando llegué al Barcelona fui escuchando historias como las que me contaba Ángel Mur padre. En la vida, Kubala era aún más grande que en el fútbol, aunque parezca imposible. Tenía una musculatura que asustaba a la gente, como si fuera un boxeador y era un privilegiado técnicamente. Inventó un toque de falta diferente. Un día me dijo: ‘estás en el Camp Nou porque el fútbol de Kubala era tan grande que ya no cabía en Les Corts’. Cuando llegó, Kubala fue aire fresco. Está entre las tres mejores personas que he conocido en mi vida, junto a (Enrique Castro) Quini y Miguel Moreno, fotógrafo que por desgracia acaba de fallecer. El libro refleja bien lo que hablé con su hijo Lasi. Con Kubala se ganó tanto, que tuvieron que hacer un estadio grandioso. En aquellos años era el campo más espectacular del mundo junto a Maracaná, que era el sueño de todos”.

“El libro relata como fue todo el proceso y la odisea que pasó Kubala en su vida para llegar hasta donde llegó. Es de una grandeza enorme. Su humanismo viene dado por el sufrimiento de una postguerra, lo que vivieron sus padres. Cuando ves sus inicios, la situación que vivió, te acongoja pensar como pudo salir de ahí. Ese motor de supervivencia, de ir siempre hacia adelante, le sirvió para tener una vida repleta de humanismo. Una frase le define: “si a Kubala la gente le hubiese pedido más dinero, más aún les habría dado”, porque él lo pasó tan mal que de corazón era inigualable. Acogía en su casa a gente de su país sin prácticamente conocerlos. Luego hay capítulos futbolísticos deliciosos, las fotos con Di Stéfano con la camiseta del Barcelona se deben a que estuvo en su casa, pero lo burocrático impidió su fichaje. También el único momento que perdió los nervios, retratado en una foto con un pura sangre como Juanito. Kubala parecía un artista de cine. Desde pequeño ya era diferente. Ya no existen personas tan honestas y con su humanidad”.

– “El factor humano” de John Carlin

“La profundidad de este libro es demoledora, como convertir en hito un acontecimiento deportivo como la final del Mundial de rugby de Sudáfrica gracias a Nelson Mandela. Todo lo que por desgracia se vivió en el ‘apartheid’, heridas que se ven en las miradas. Es algo que siempre aprendí en mis viajes por el mundo. En determinadas zonas la gente refleja en la cara la pena y el sufrimiento. Es admirable la capacidad de una mente privilegiada como la de Mandela, para ser capaz de romper las barreras que tenía delante; su visión, cómo a través de su encierro permanente, el trabajo silencioso que hace desde la cárcel, se alza su figura y sale con la cabeza tan clara para entrar en el escenario del mundo y obrar algo deportivo pero con una trascendencia mucho mayor, una cuestión de que somos personas y no somos colores. Es un libro que se convierte en una auténtica lección de vida, el uso de la trascendencia del deporte como vínculo de unión entre blancos y negros. John Carlin retrata en el libro a la perfección lo que quiso hacer Mandela en la realidad y la búsqueda de la paz en Sudáfrica”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí