Madrid,- España cumple este jueves cuarenta días de confinamiento, con la curva de expansión de la pandemia de coronavirus estabilizada y con la vista puesta en la segunda quincena de mayo, cuando comenzarán a relajarse las medidas de aislamiento.

Con 208.389 casos registrados y 21.717 fallecimientos, según cifras oficiales, aún no se ha producido el ansiado descenso de la curva de expansión de la pandemia, aunque el portavoz del Ministerio de Sanidad, el doctor Fernando Simón, considera que “la evolución es la correcta” y ya se puede pensar “en una transición”.

Con estos datos, el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, anunció este miércoles en el Congreso que el abandono de la cuarentena comenzará a mediados de mayo y será “lenta y gradual”, para evitar dar “pasos en falso”.

La última prórroga del estado de alarma se aprobó ayer en Parlamento, por lo que esta situación se extenderá hasta el 11 de mayo y a partir de esa fecha se perfila una reducción progresiva de las medidas de aislamiento.

Desde que el Gobierno declaró el estado de alarma, en vigor desde el 15 de marzo, solo se puede salir de casa para hacer compras de primera necesidad y para ir a trabajar en las actividades permitidas.

Los niños serán los primeros que podrán relajar las medidas de confinamiento, y tras una fuerte polémica en España sobre las condiciones de esa salida, se espera que este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, explique en su comparecencia semanal en el Congreso más detalles sobre esta medida, que se pondrá en marcha a partir del próximo lunes 27 de abril para los menores de hasta 14 años.

Pero junto a las medidas progresivas de desconfinamiento, el Gobierno español quiere poner en marcha lo que llama pactos para la reconstrucción económica y social, pese a las desavenencias del principal partido de la oposición, el conservador Partido Popular.

En este sentido, Sánchez mantendrá hoy encuentros por videoconferencia con los representantes de la patronal y de los principales sindicatos para encauzar ese acuerdo de reconstrucción, ante la crisis provocada por el coronavirus.

La pandemia ha provocado la caía en picado de la economía, al suspender su actividad sectores claves como el turismo, el comercio y el ocio, por lo que convirtió el pasado mes de marzo en el peor para el empleo de la historia de España con 302.265 nuevos desempleados.

Pero además, el Ejecutivo plantea reforzar el sistema sanitario e implementar la investigación, después de años de recortes presupuestarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí