Seúl.- El PIB surcoreano se contrajo en enero-marzo un 1,4 % respecto al trimestre anterior, lo que supone el mayor retroceso desde la crisis de 2008 y un nuevo anticipo de los efectos que la pandemia de coronavirus está teniendo sobre las economías del planeta.

Aunque la cifra es mejor de lo previsto, se trata del peor dato desde que la cuarta economía de Asia se contrajera un 3,3 % en el cuarto trimestre de 2008 por efecto de la crisis financiera global iniciada con la quiebra del banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers.

Además, según mostraron los datos publicados hoy por el Banco de Corea (BoK), con respecto al mismo trimestre del año anterior la economía surcoreana creció un 1,3 %, lo que viene a suponer el dato más débil desde el tercer trimestre de 2009, cuando el PIB avanzó apenas un 0,9 % con perspectiva interanual.

Tras un importante lapso marcado por el enfrentamiento entre sus dos principales socios comerciales, China y EE.UU., Corea del Sur, que venía de crecer un 1,3 % en octubre-diciembre con respecto al anterior trimestre, se encontraba inmersa en una recuperación moderada cuando se vio golpeada por el virus a final de febrero.

CIERRES TEMPORALES

Aunque las autoridades no han activado ningún tipo de confinamiento y han sido un modelo a seguir al lograr estabilizar casi por completo los contagios, el país asiático llegó a ser el segundo más afectado del mundo por el patógeno, lo que ha obligado a activar distanciamiento social y al cierre temporal de fábricas, oficinas o negocios.

De este modo, la COVID-19 ha dañado la producción industrial y el mercado laboral (en marzo se destruyeron 195.000 empleos, el peor dato desde mayo de 2009), golpeando pilares como el consumo y las exportaciones.

Factores como los despidos o el distanciamiento social contrajeron el consumo un importante 6,4 % con respecto a octubre-diciembre, lo que se traduce en la peor caída desde el primer trimestre de 1998, cuando el país andaba absorbiendo los efectos de su batacazo financiero, enmarcado en la crisis asiática de 1997.

Por su parte, las exportaciones, que suponen casi la mitad de la economía surcoreana, se contrajeron un 2 %, en parte gracias a que los envíos al exterior de chips, especialmente aquellos destinados a servidores de internet (más indispensables que nunca durante los confinamientos), aliviaron la disrupción en la cadena de suministros y la caída en la demanda de automóviles o maquinaria.

A su vez, el retroceso de las importaciones surcoreanas en enero-marzo (un 4,1 %, principalmente por una menor entrada de coches o crudo por la aduana) fueron a su vez reflejo de la ralentización industrial y de la demanda a nivel doméstico, según muestran los datos del BoK.

MAYOR GASTO PÚBLICO

Contribuyeron a aliviar la situación el crecimiento, con respecto al último trimestre de 2019, de la inversión de capital (0,2 %), la inversión en el sector de la construcción (1,3 %) y el gasto público (0,9 %).

En lo que respecta a este último apartado, el Gobierno ha activado ya un paquete de ayuda a empresas de 135 billones de wones (más de 101.000 millones de euros/109.000 millones de dólares) que prevé aumentar hasta los 240 billones (más de 179.000 millones de euros/195.000 millones de dólares).

Mientras, el BoK decidió en su última reunión de principios de abril mantenerse a la espera y dejar sin cambios el referencial, que ya está en su mínimo histórico -el 0,75 %- desde el recorte de medio punto ejecutado a mediados de marzo.

En todo caso, la entidad ha previsto que a medio plazo los efectos del coronavirus en la economía serán “considerables”.

TEMOR EN EL SEGUNDO TRIMESTRE

El propio ministro de Finanzas, Hong Nam-ki, respaldó hoy esa perspectiva, señalando que los datos publicados hoy son más bien un anticipo de lo que reflejará el balance macroeconómico en el periodo abril-junio.

“Hay temor a que el impacto en la economía real y en el empleo sea aún mayor en el segundo trimestre”, admitió Hong en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

A su vez, el director general del BoK, Park Yang-su, dijo en rueda de prensa que aunque el consumo esté dando ya señales de recuperación gracias al reciente relajamiento del distanciamiento social, se prevé que sufran el empleo y ante todo las exportaciones debido a la gran cantidad de países que aún están en fase de confinamiento.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido de que la economía surcoreana se encogerá en torno a un 1,2 % durante todo 2020 debido al coronavirus, el cual haría retroceder la economía global un 3 %, la peor contracción desde la Gran Depresión que arrancó en 1929.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí