Roma.- El banco italiano UniCredit, el más grande de Italia por volumen de activos y el segundo por capitalización bursátil, anunció hoy que adoptará provisiones adicionales de 900 millones en el primer trimestre por el riesgo de crédito derivado de la crisis del coronavirus.

El banco calcula en un comunicado que la economía de la eurozona sufrirá una contracción del 13 % en el año en curso, pero vaticina una recuperación del 10 % en el 2021.

Ante este escenario, ha decidido llevar a cabo provisiones adicionales de 900 millones de euros en el primer trimestre, cuando calcula que asumirá un coste de riesgo de 110 puntos básicos, de los que 80 estarán relacionados con el escenario macroeconómico y los 30 restantes con el riesgo subyacente.

El coste de riesgo de un banco es el cociente del total de dotaciones para insolvencias sobre el total de créditos a la clientela y permite a los inversores hacerse una idea del perfil de riesgo de la entidad.

Para el conjunto de 2020, UniCredit estima que su coste de riesgo será de entre 100 y 120 puntos básicos, pero se reducirá entre los 70 y los 90 puntos en 2021.

El banco italiano también anunció que su consejero delegado, Jean Pierre Mustier, ha renunciado a su remuneración variable para 2020, de unos 2,4 millones de euros, y rebajará su sueldo en un 25 %, equivalente a 300.000 euros.

La reducción de Mustier de aproximadamente 2,7 millones de euros será donada a la Fundación UniCredit, mientras que el consejero delegado recibirá este año 900.000 euros, un 75 % menos del objetivo previsto.

UniCredit publicará sus resultados correspondientes al primer trimestre el próximo 6 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here