Londres.- Un 16,1 % de muertes por COVID-19 registradas en las regiones de Inglaterra y Gales hasta el pasado 10 de abril ocurrieron fuera de los hospitales, que contabilizaron a su vez el 83,9 % restante, informó este martes la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) del Reino Unido.

Según estos datos, basados en los certificados de defunción tramitados, de un total de 10.337 personas que fallecieron por el virus en las cinco semanas hasta el 10 de abril, 8.673 murieron en hospitales y 1.664 en residencias, hospicios de enfermos terminales y domicilios particulares.

En su informe semanal, la ONS indica también que, desde que empezaron a computarse muertes por coronavirus al principio de ese periodo de cinco semanas, el número de fallecimientos en residencias ha aumentado un 99,4 %; los ocurridos en hospitales un 72,4 % y un 51,1 % las bajas en domicilios particulares.

El organismo revela asimismo que, en los siete días hasta el 10 de abril, hubo en Inglaterra y Gales 18.516 defunciones por cualquier causa -el mayor número desde que comenzaron las estadísticas en el año 2000-, lo que supone un aumento de 2.129 respecto a la semana precedente y 7.996 muertes más que la media de los últimos cinco años.

De ese total de decesos, 6.213 citaron como causa la COVID-19, un 33,6 %, frente a un 21,2 % registrado como coronavirus en los siete días hasta el 3 de abril.

En Londres, un 53,2 % de las muertes registradas en los siete días hasta el 10 de abril fueron por el virus, mientras que la región de West Midlands, donde está Birmingham, la segunda ciudad británica, computó un 37 %.

Las estadísticas de la ONS ofrecen una perspectiva más amplia del efecto en la sociedad de la COVID-19 que las del Gobierno británico, que se basa solo en los datos de defunción obtenidos de los hospitales.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los datos del organismo, al basarse en certificados de defunción expedidos, cubren de momento solo hasta el 10 de abril y únicamente los territorios de Inglaterra (la región más poblada del Reino Unido) y Gales, pues Escocia e Irlanda del Norte realizan sus propios recuentos.

Según los datos del Gobierno difundidos el lunes, el número de pacientes fallecidos por COVID-19 en hospitales británicos se elevó ayer a 16.509, tras sumar 449 en un día, la menor cifra en dos semanas, con 124.743 contagios detectados. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí