México,- Los casos de contagio por la COVID-19 en México aumentaron este domingo a 8.261 casos, con 764 nuevos casos respecto a los 7.497 los casos del día anterior, y a 686 fallecimientos, con 36 nuevas muertes respecto a las 650 del sábado, informaron las autoridades sanitarias.

Los 764 casos registrados en las últimas 24 horas colocaron a esta jornada como la más alta en cuanto a casos de contagios desde que se dio el primero en el país el pasado 28 de febrero.

Los 8.261 casos confirmados por laboratorio representan un aumento de 9,2 % respecto a los 7.497 contagios que se tenían el sábado, conforme a las cifras presentadas en el informe técnico diario en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.

Dentro de los casos registrados, las autoridades cuentan con 10.139 sospechosos, 31.170 negativos y un total de 49.570 casos estudiados.

Además, cuentan con un reporte de 112 fallecimientos sospechosos y que están bajo estudio para confirmar o descartar el diagnóstico de la enfermedad.

“La epidemia está justamente en su fase de aceleración, eso se ve en las gráficas. Esto no nos agrada a nadie, la epidemia sigue activa”, dijo en la conferencia el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Señaló que los contagios van a continuar, pero que de lo que se trata es que éstos ocurran en “menor velocidad” para que la curva de casos de vaya aplanando.

Además, el funcionario llamó a la población a extremar precauciones y a seguir las indicaciones de prevención e higiene como el resguardo en casa y la distancia social.

“La epidemia no se ha acabado y no hay que confundirnos con que ya podemos regresar a las actividades normales. No, de ninguna manera”, dijo de manera tajante López Gatell.

De la cifra total de casos de contagio, precisó que 5.212 son ambulatorios (63,09 %), 936 hospitalizados estables (11,33 %), 1.735 hospitalizados graves (21 %) y 378 están intubados (4,58%).

El funcionario dijo que, llegado el momento, el reto del sistema de salud será destinar una cama, un ventilador, equipo médico e insumos a todas las personas graves y agregó que hasta este día “no existe saturación en los hospitales”.

Explicó que por debajo de los 60 años predominan los casos leves, pero “hay gran cantidad de contagios en adultos jóvenes”, esto debido a enfermedades preexistentes como obesidad y sobrepeso.

Recordó que en el 80 % de los casos, la enfermedad “se cura sola”, en 14 días los casos leves y un poco más los casos graves.

En tanto, el Coordinador de los Institutos Nacionales de Salud, Gustavo Reyes Terán, señaló que entre los pacientes graves, los críticos requieren atención en terapia intensiva y el resto serán atendidos en cama de hospital.

Precisó que en terapia intensiva el paciente está intubado y requiere un ventilador, un monitor de signos vitales y parámetros de oxígeno y sangre.

Las autoridades sanitarias esperan que en las próximas semanas México entre en la Fase 3 de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí