Tegucigalpa.- Una brigada médica de Cuba llegó este domingo a Honduras para sumarse a la lucha del país centroamericano contra el COVID-19, que desde marzo ha causado al menos 46 muertos y 472 contagiados.

La brigada fue recibida por el viceministro hondureño de Salud, Roberto Cosenza, y personal de la Embajada de Cuba en Tegucigalpa, en el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales de la ciudad de San Pedro Sula, norte de Honduras, en el departamento de Cortés, que registra la mayor incidencia de coronavirus.

Cosenza indicó a los periodistas que la veintena de personal medico cubano, conformado por especialistas en urología, medicina interna, médicos de familia, higiene, epidemiología y cuidados intensivos, viene a fortalecer un comando médico hondureño.

Se suman 43 estudiantes hondureños en Cuba, que están cursando especialidades, mediante un programa de becas que impulsa el Gobierno de Tegucigalpa, quienes en su momento se sumarán “a este combate que tenemos que hacer para poder darle una respuesta a la población hondureña en el momento que lo requiera”, dijo Cosenza.

Un equipo de diez especialistas en cuidados intensivos será asignado a los hospitales Mario Catarino Rivas y Leonardo Martínez, estatales, mientras que los epidemiólogos harán trabajo de campo.

El grupo de estudiantes tendrá que cumplir una cuarentena en sus hogares antes de sumarse a la misión para frenar el coronavirus, lucha en la que Cosenza resaltó que se deben sumar los hondureños “todos unidos”.

Al personal cubano se le práctico la prueba PCR de coronavirus antes de venir al país, por lo que se sumarán lo más pronto posible a la tarea a la que han venido, atendiendo una petición del Gobierno de Honduras.

“Tenemos una necesidad de estos especialistas en cuidados intensivos y, por lo tanto, es el momento de ponerlos a trabajar”, expresó el viceministro hondureño de Salud.

Añadió que hasta ahora no hay ningún tratamiento específico contra el COVID-19 y que la mejor medicina es la prevención, el uso de mascarillas, el lavado frecuente de manos con agua y jabón, y guardar una distancia de más de un metro.

“Tenemos que aprender a vivir con el CORONAVID-19, no sabemos si esta enfermedad vino para quedarse con nosotros, por lo tanto, tenemos que enfrentar esta enfermedad”, enfatizó Cosenza.

Según el funcionario, la brigada médica cubana permanecerá en Honduras el tiempo que dure la emergencia, sin ninguna remuneración económica.

Cuba ha venido brindando ayuda a Honduras con brigadas médicas desde el huracán Fifí, en 1974, que afectó más a la región norte, y más tarde, en 1998, tras el devastador paso del huracán Mitch, que dejó daños en todo el país centroamericano, más de 5.000 muertos y millonarias pérdidas económicas y materiales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí